Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 27 de mayo de 2021

Niño de 11 años se encuentra en riesgo vital tras tragar imanes por un desafío de TikTok

Los doctores afirmaron que es el quinto menor de edad en ingresar a urgencias con este accidente.

Ellis Tripp de Worcester, Reino Unido es el niño de 11 años que se encuentra con riesgo vital tras haber ejecutado un peligroso desafío de TikTok que consiste en tragar bolas magnéticas.

El pequeño inglés se grabó ingiriendo cinco imanes lo que lo llevó a ser internado de urgencia en el Hospital Pediátrico de la ciudad de Birmingham, informó Daily Mail.

Tripp fue sometido a dos cirugías de emergencia y aún permanece en una condición crítica. En las intervenciones le extirparon cerca de 13 centímetros de intestino donde se encontraban alojadas las bolas magnéticas.

Su madre, Amy Clarke (31) señaló que no saben de dónde su hijo obtuvo esos imanes, ya que en su casa no tienen ninguno y aseguró que el niño tampoco tiene TikTok.

"Entré (al hospital) pensando que era una apendicitis, que en sí misma es una gran cosa, y terminó siendo sometido a una cirugía mayor", reveló la madre consigna el medio.

A través de redes sociales, Amy ha instado a otros padres a deshacerse de este tipo de bolas magnéticas. También enfatizó que esta "fiebre por los desafíos de TikTok" casi cobra la vida de su hijo.

"Estoy en una pesadilla. Esta locura de TikTok podría haberlo matado. Por favor hable con sus hijos y dígales cuán peligrosos son. Las bolas magnéticas son mortales si se ingieren. Incluso los tienen en entornos educativos o de cuidado infantil para que los niños jueguen ¡destrúyanlas!", escribió la madre.

Una investigación en el colegio determinó que los maestros de la escuela encontraron a otros estudiantes con los mismos imanes, según comunicó Sue Davies, abuela del pequeño.

"Dos cirugías importantes en unos pocos días no son buenas para nadie, y mucho menos para un niño. Estoy absolutamente destrozada, es un momento muy preocupante", expresó Amy.

El medio especifica que Ellis es el quinto niño en una semana que llegó al hospital para ser tratado por tragar imanes.

SEGUIR LEYENDO