Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 14 de enero de 2019

VIDEO | Trabajadores de gasolinera adoptaron a un perrito y él les agradeció salvándolos de un robo

Corrió para atacar a los ladrones que estaban golpeando a uno de los empleados.

Seguramente no hay perro más agradecido de un humano que el que ha sido rescatado de la calle. Su vida cambia por completo, tienen un techo bajo el cual dormir y comida con la que alimentarse, en buscar en basureros y mendigar entre las personas por si alguien se digna a darles algo de comer. Dos años atrás, un desnutrido y triste perro llegó a la estación de gasolina en Tamaulipas, México.

Imagen foto_00000015

Fue allí donde los trabajadores le prestaron atención al pequeño, quien se mostraba un poco temeroso de la gente, a pesar de no tener muestras físicas de maltrato.

"Le dimos de comer, lo bañamos y vacunamos", dijo Gerardo Aguilar, el dueño de la estación, a The Dodo. "Lo adoptamos, ahora vive acá y entre todos lo cuidamos".

Imagen foto_00000014

Lo nombraron Randy y hasta ese momento jamás imaginaron de lo que sería capaz su nuevo amigo. Una tarde, dos hombres armados llegaron a la estación y amenazaron a los trabajadores a cambio de dinero. A uno lo golpearon y lanzaron al suelo, pero no fue mucho lo que debió soportar sin ayuda.

Randy, quien estaba durmiendo cerca, se despertó con los gritos y rápidamente llegó a darle una pata. Ladró y amenazó a los ladrones hasta que se fueron.

"Nos sorprendió como reaccionó, y por supuesto que estamos orgulloso de él. Si no fuese por Randy, quién sabe qué habría pasado. Nos demostró lo agradecido que está y lo feliz que es con nosotros", dijeron los trabajadores de la bomba de bencina.

Y bueno, cuando no está ocupado durmiendo o siendo un héroe, Randy tiene otra importante labor: atender a los clientes.

Imagen foto_00000001

Nuria Arellano, una clienta frecuente de la estación, le contó a The Dodo que visita la estación principalmente por el tierno perro que ahí vive. "Hace que sea una mejor experiencia. Siempre lo llamo y viene a mi puerta. Sería maravilloso que nuestra cultura cambiase y más perritos fuesen rescatados en estaciones de gas y otros locales. Esperemos que algún día así sea".

Imagen foto_00000016

 

SEGUIR LEYENDO