Click acá para ir directamente al contenido

Martes 15 de septiembre de 2020

¿Te diste cuenta? La saga de Toy Story inicia y termina con la misma escena por una emotiva razón

Nada que decir, los amigos de Pixar son unos maestros.

No hay dudas de que la saga de 'Toy Story' es una de las más emotivas del repertorio de Disney y Pixar. La historia se ha mantenido vigente durante décadas, captando la atención de varias generaciones.

En cada uno de los largometrajes se cuidó hasta el más mínimo detalle (aunque a simple vista pasen desapercibidos), como el hecho de que el inicio y el final de saga es igual, ¿Te habías dado cuenta?

En 1995 se estrenó la primer cinta: 'Toy Story' . Ahí conocimos al pequeño Andy y a su colección de juguetes, entre ellos Woody, quien se siente desplazado como el favorito luego de que el astronauta Buzz Lightyear llegue a la vida del niño.

Luego, en 1999 arribó la secuela 'Toy Story 2', donde el famoso sheriff es raptado por un coleccionista y sus amigos hacen todo lo posible por rescatarlo y evitar que sea enviado a un museo en Japón.

Tras 11 años, en el 2010 específicamente, la trama de 'Toy Story 3' provocó nostalgia al público adulto al recordar a los personajes que nos acompañaron durante nuestra niñez.

A pesar de que la historia ya se había dado por terminada, en 2019 llegó a las pantallas una cinta más. Sin embargo, no tuvo tan buena recepción por parte de la audiencia. Pixar reveló que esta sería la última entrega.

Además, para los creadores de la saga la tercera cinta representa el cierre de un ciclo, debido a que es ahí cuando la entrañable amistad del vaquero y de Andy culmina, pues deben decirse adiós de manera definitiva.

Para darles el final que se merecen, los guionistas quisieron hacer énfasis en la continuidad del relato de un filme al otro.

En consecuencia, se aseguraron de que la última escena de 'Toy Story 3' fuera igual a la secuencia inicial de la primera película. Sin embargo, muy pocos se dieron cuenta de eso.

Como recordarás, 'Toy Story' comienza con Andy riendo y divirtiéndose con su mejor amigo Woody. En un momento de la escena, el juguete queda al frente del papel tapiz del dormitorio, el cual es de color azul con nubes blancas, simulando ser el cielo.

Mientras que en el cuadro final del tercer largometraje, luego de que el joven universitario obsequia sus queridos amigos a Bonnie, Woody se queda en el portón, viendo a su mejor amigo partir. Después de eso la toma se centra en el cielo azul, repleto de nubes, al igual que el papel tapiz. ¿Increíble cierto? Otra más de los genios de Pixar.

SEGUIR LEYENDO