Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 15 de junio de 2020

Simon Pegg confiesa que se declaró a Carrie Fisher en el set y ella le respondió algo que jamás olvidará

Era su ídola de infancia y no se aguantó decirle que la amaba.

Como seguramente sabrás, la mayoría de las nuevas incorporaciones a la saga galáctica por excelencia tienen una cosa en común: eran fans antes de pasar a formar parte del equipo de 'Star Wars', es por eso que para ellos significa demasiado pasar tiempo con los actores de la trilogía original en el set. El último en compartir esa ilusión infantil al formar parte del universo creado por George Lucas fue sido Simon Peggactor que dio vida a Unkar Plutt en 'El despertar de la fuerza'.

En conversación con Vanity Fair, Pegg quiso contar una anécdota que vivió durante la producción de la mencionada película dirigida por J.J. Abrams, un recuerdo que tiene a Carrie Fisher como protagonista.

"Empecé a ir al set y ya tenía perfilado el aspecto de mi personaje y había conocido a todo el mundo, y simplemente estar allí era increíble porque he sido fan de 'Star Wars' desde la infancia. Y claro, allí estaban Carrie Fisher, Mark Hamill y Harrison Ford, personas a las que yo idealizaba cuando era niño, así que poder pasar tiempo con ellos fue un sueño hecho realidad", asegura este intérprete, aunque claro, Fisher era la más especial por encarnar a la Princesa Leia, el primer personaje de ficción que despertara un interés romántico en Pegg.

"Estaba enamoradísimo de Carrie Fisher cuando era niño", comienza diciendo Pegg. "Mi primera incursión en eso del amor romántico fue por Carrie. Y cuando pude estar un ratito con ella pasamos un día genial simplemente paseando juntos por el set de la base de la Resistencia. Estuvimos charlando y hubo un momento en el que la miré a los ojos y eran esos mismos ojos. Suena obvio pero es que estaba mirando a esos mismos ojos que me cautivaron cuando era niño. Entonces le dije '¿sabes? Siempre te he amado'. Entonces ella me tomó la mano, miró a mi anillo de casado y dijo 'que te jodan'. Fue el mejor día de mi vida", concluye un divertido Pegg que parece atesorar este momento como si fuese oro, lo entendemos completamente.

SEGUIR LEYENDO