Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 26 de noviembre de 2018

Según nuevo estudio, dormir con tu perro podría ser la inesperada cura para tu insomnio

Nuestros amigos de cuatro patas siempre nos salvan.

¿Eres de los que tienes problemas para dormir? Tu amigo de cuatro patas podría ser la solución para hacerte dormir como un cachorrito, igual que él. Es que además de darnos un cariño inigualable, hacernos felices y ser nuestros fieles compañeros, los perritos pueden ser la cura del insomnio, de acuerdo a un reciente estudio sobre el tema.

Los ocasionales ronquidos y las lamidas en tu cara para despertarte son el bajo precio que pagas por verlos tan tiernos, acostados a tu lado, descansando profundamente. Estos animales, definitivamente, dominan la habilidad de dormir en paz mucho mejor que nosotros.

Imagen foto_00000014

Bueno, la investigación indagó en la vida de 962 mujeres estadounidenses para evaluar el impacto de tener una mascota en la calidad del sueño. El 55 % de ellas compartían cama con al menos un perro, y el 31 %, con al menos un gato. El 57 % de las estudiadas también dormía con un humano.

De acuerdo a este estudio, mientras que los gatos y los otros humanos pueden interrumpir el sueño y disminuir su calidad, dormir con un perro es el sueño para las personas que sufren de insomnio.

Según los resultados, las mujeres que tenían perros se dormían más temprano y se levantaban más temprano que las dueñas exclusivas de gatos. De hecho, la presencia de un perro en la cama estaba asociada a sentimientos fuertes de cobijo y de seguridad en las mujeres, algo que no existía cuando se trataba de gatos.

Imagen foto_00000015

De esta manera, el sentimiento de seguridad que tu perro te transmite es lo que te asegura un sueño profundo, dado que te encuentras más en paz a la hora de dormir. De todos modos, el estudio especifica que se necesita más investigación para descubrir si los prejuicios asociados por cada persona ante sus mascotas influyen más en el sueño que la mascota en sí. Por ejemplo, tu gato puede no hacer nada, pero, si tienes miedo de que te arañe los pies en el medio de la noche, puedes llegar a dormir mal, preocupada, pensando en eso. En cambio, si no tienes miedo de que tu gato pueda hacer algo, podrías dormir bien con él. O quizá el sentimiento de seguridad que transmiten los perros sea universal. Todo eso debería quedar demostrado con más estudios.

No cabe duda de que los perros siempre serán nuestros mejores amigos hasta en las noches más profundas.

 

SEGUIR LEYENDO