Click acá para ir directamente al contenido

Martes 20 de noviembre de 2018

Según estudio, la vida amorosa de tu madre podría influir en tu cantidad de parejas

El historial de tu mamá podría decir mucho del tuyo.

Una persona puede heredar la apariencia de tu madre, sus rasgos físicos, sus gustos y hasta su historial de vida amorosa. Según un estudio, la cantidad de parejas que tengas y el tipo de relación puede ser un reflejo de lo que vivió tu madre en el amor.

"Nuestros resultados sugieren que las madres pueden tener ciertas características que las hacen más o menos deseables en el matrimonio, y mejores o peores en las relaciones", dijo Claire Kamp Dush, autora principal del estudio y profesora asociada de ciencias humanas en la Universidad Estatal de Ohio.

La investigación, publicada en Science Daily, concluyó que los hijos pueden heredar estas características a lo largo de sus vidas y aplicarlas a sus propias vidas románticas.

Para determinar qué tan probable es que tengas una vida amorosa como la de tu madre, los investigadores estudiaron a más de 7 mil personas (todas eran madres con sus respectivos hijos biológicos) durante al menos 24 años.

Imagen foto_00000014

Los datos del estudio sugieren que las habilidades de relación de una madre, tanto dentro como fuera del matrimonio, pueden transmitirse a sus hijos y, por lo tanto, desempeñar un papel importante en el éxito de las relaciones de esos hijos.

"Podría ser que las madres que tienen más parejas no tengan grandes habilidades para relacionarse, no sepan lidiar bien con los conflictos o tengan problemas de salud mental [...] Independientemente de los mecanismos exactos, ellas pueden pasar estas características a sus hijos, haciendo que las relaciones de sus hijos sean menos estables", señaló Kamp Dush en el estudio.

Pero no confundamos las cosas. Si bien podrías actuar como tu madre en las relaciones de pareja, no significa que estés destinado a pasar por su misma historia. De hecho, si eres consciente de que no deseas una vida amorosa como la de tu madre, puedes elegir hacerlo distinto. Finalmente todo depende de ti.

 

SEGUIR LEYENDO