Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 3 de agosto de 2018

Princesas envían mensaje a todos los que creen que ser de la realeza es como vivir en un cuento de hadas

Ambas son primas del príncipe Harry.

Sabemos que ser miembro de la realeza conlleva bastantes privilegios, el problema es que muchas veces estas personas son vistas más como personajes que como seres humanos. Es cosa de ver la familia real británica, el príncipe Harry, Meghan Markle y más.

Bueno, ahora dos hermanas princesas abrieron sus corazones para demostrar que a ellas también les duelen los comentarios negativos.

Beatrice y Eugenie capturaron la atención del público en 2011, durante la boda del Príncipe William y Kate Middleton. Ambas asistieron al evento luciendo un par de sobreros altos y extravagantes. Eugenie llevó uno azul cubierto de flores y plumas, Beatrice, uno color crema y con curvas caprichosas que recuerdan la forma de un moño.

Imagen foto_00000014

En una entrevista con la edición británica de Vogue, las Princesas Beatrice y Eugenie de York explicaron cómo las redes sociales han impactado en su día a día. Aunque ambas son parte de una de las familias más famosas del mundo, ellas prefieren mantener su vida más privada. Pero con la viralidad del Internet, es más difícil.

Los diseños de sus accesorios en la boda real fueron criticados con dureza. Eugenie contó en la revista que Beatrice encontró un artículo horrible acerca de ella y las emociones la embargaron durante una fiesta en el Palacio de Buckingham.

"Estábamos a punto de salir, y ella se tambaleó un poco y lloró. Yo la estaba cuidando. Luego, como una hora después, yo tambalee y empecé a llorar. Y Bea estuvo ahí para mí".

Luego, Beatrice y Eugenie de York asistieron a la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle con atuendos más sencillos.

Imagen foto_00000015

Las dos Princesas admiten que las redes sociales a veces las abruman, sobre todo con la creciente popularidad de los miembros más jóvenes de la realeza. 

"Somos las primeras: somos mujeres jóvenes tratando de construir carreras y tener vidas personales, y también somos princesas y hacemos todo esto dentro del ojo público", comentaron.

Está claro, ser princesa en la vida real no es igual que en las películas Disney.

SEGUIR LEYENDO
Tags Realeza