Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 9 de marzo de 2018

Pop de alto calibre: Katy Perry deslumbró a los fanáticos chilenos en su regreso al país

La artista dejó a todos encantados con sus bailes, performances, y sus palabras en español.

18 mil personas llegaron hasta la Pista Atlética del Estadio Nacional para ver el retorno de Katy Perry a nuestro país tras su última presentación en 2015.

Con un ojo gigante que sirvió como telón de fondo, la artista comenzó su show vistiendo un traje rojo junto a los colores de la bandera chilena, situación que causó el furor de todos los fanáticos al verla aparecer por primera vez en el escenario. 'Witness' fue la canción elegida para comenzar el concierto, nombre que también tiene su último disco y la gira mundial.

Imagen foto_00000014

La cantante logró mezclar momentos emotivos y románticos con 'Wide Awake', que interpretó con una guitarra que también lucía la bandera nacional, y hacer bailar, saltar y gritar a todo el público con uno de sus clásicos como 'I Kissed a Girl'.

Además, durante 'California gurls' apareció uno de los personajes ligados a la cantante más conocidos, hablamos nada más y nada menos que ¡Left Shark!. El tiburón que se hizo famoso en la presentación de Perry durante el Super Bowl acompañó a la artista a Chile donde bailó, hizo reír y hasta se mandó una performance donde 'conversaba' con Katy y la ayudaba a recoger su micrófono que la compositora soltó tras quedar exhausta tras la canción. 

En su primer show en nuestro país ya vimos a una Katy Perry muy carismática y cercana con el público. Esta vez no fue diferente. La intérprete de 'Roar' dijo varias palabras en español para comunicarse con las personas. 'Leche', 'te amo', 'cállate' (a Left Shark), fueron algunas de las más recordadas y celebradas por el público.

¿La calidad de su show? nada que decir. Es una artista que puede bailar, cantar, correr, cambiarse cuatro veces de vestuario y dar un espectáculo de calidad. Además, los músicos y bailarines que la acompañan también hacen lo suyo, incluso uno de ellos (Emilio) se las dio de Cirque du Soleil sorprendiendo a los fans, sobre todo LAS fans.

Para qué hablar de la escenografía: rosas gigantes, insectos gigantes, pelotas gigantes, mujeres con cabezas de televisor, plantas carnívoras y un juego de luces que mezclado con las coreografías hicieron que los asistentes vivieran en un mundo mágico durante casi dos horas.

Perry, como era de esperar, cantó sus nuevas canciones, siendo las más vitoreadas 'Bon Appetit',  'Swish swish'. y 'Déjà Vu'.

Ya para el final, una canción que no falla para cerrar sus shows. Al igual que en 2015, Katy optó por 'Fireworks', un vestido brillante, y parada sobre una mano gigante, la estadounidense interpretó el single, primero con un estilo lento, y luego con la rapidez que caracteriza el tema. Obviamente no faltaron los clásicos fuegos artificiales y la lluvia de estrellas de papel. Gracias por tanto, Katy.

SEGUIR LEYENDO