Click acá para ir directamente al contenido

Martes 5 de septiembre de 2017

No arruines tu fin de semana con estos hábitos

Echarlos a perder es más fácil de lo que crees.

Siempre es bueno cuestionarse el uso que le damos a nuestros fines de semana. Básicamente porque muchas veces incurrimos en hábitos nocivos. Esta nota plantea algunos hábitos que haríamos bien en evitar, no porque estos no sean días de descanso o liberación sino, sobre todo, porque son momentos perfectos darnos cuenta de que nuestro ocio es sagrado.

Pon atención:

1) No frecuentar a tus seres queridos. Que no se te olvide: los fines de semana son una estupenda oportunidad para disfrutar los días con amigos y familia. Que el argumento 'no tengo tiempo' no se convierta en una excusa.

2. Estresarte. Si estás en tu tiempo de relajo y de repente te asaltan preocupaciones, lo bueno es poner conciencia y entender que por ahora, no puedes hacer mucho: solo preocuparte de más.

3.Gastar muchísimo dinero. Para muchos, el fin de semana se traduce en días de gasto; como si el único objetivo de estos días fuera gastar todo lo que se ganó.

4. Tomar decisiones poco saludables. Seamos honestos, pasar toda la semana contenidos cuidandonos para no dormir mal o despertar con caña, hace que el fin de semana se convierta en el momento perfecto para hacerlo.

5. No dejar de trabajar... O no dejar pensar en el trabajo. A veces pareciera que el trabajo no tiene límites de tiempo y espacio. Por eso destinar nuestro tiempo libre a perpetuar esa idea va encontra de nuestra salud física y mental.

6. Ser perezoso... que no es lo mismo que disfrutar del ocio. Puedes pasar todo el fin de semana tumbado en tu sillón mirando series o películas, o puedes aprovechar el tiempo para emprender un proyecto personal: hacer un mueble, arreglar tu jardín o salir a caminar.

7. No desconectarse. En estos tiempos, estar lejos del celular y del computador parece un imposible. La invitación es a que al menos esos dos días libres que tenemos nos preocupemos de estar con los otros: mirarlos, escucharlos, sentirlos. ¿Y el celu? Guárdelo en su velador.

Fuente: Pijama Surf

SEGUIR LEYENDO
Tags Ocio

Te puede interesar