Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 3 de junio de 2020

Lea Michele reconoce acusaciones de ex compañera y pide perdón: "Actué de formas que hirieron a personas"

La actriz Samantha Marie Ware aseguró que la estrella de Glee la hizo vivir "un infierno" cuando compartieron en la serie musical.

Tras la muerte del ciudadano negro George Floyd a manos de la policía de Estados Unidos, la actriz y protagonista de la serie "Glee", Lea Michele realizó una publicación que terminó en toda una polémica. Ahora, la joven de 33 años tuvo que pedir disculpas y planteó que "en el futuro seré mejor".

Todo esto, a raíz de un comentario de Samantha Maria Ware, la actriz que interpretó a Jane Hayward en la misma serie.

Resulta que la actriz de 28 años, que interpretó a Jane Hayward en la última temporada de la serial en 2015, respondió a un tweet de su ex compañera donde hablaba de la muerte de Floyd. "LMFAO (Qué risa). ¿Recuerdas cuándo hiciste un auténtico infierno mi primer trabajo en televisión? Porque yo nunca lo olvidaré", escribió Ware citando el mensaje anterior de Michele.

"Creo que le dijiste a todo el mundo que, si tuvieras la oportunidad, te cagarías en mi peluca, además de otras microagresiones traumáticas que me hicieron plantearme mi carrera en Hollywood", añadió la denunciante. Más tarde suscribieron a sus reparos otros actores secundarios de la serie creada por Ryan Murphy.

Fue a través de una declaración pública compartida en su Instagram, donde Michele salió al paso de la polémica y dijo que el mensaje del otro día "era una muestra de apoyo a nuestros amigos, vecinos y comunidades de color durante este tiempo difícil, pero las respuestas me hicieron enfocarme en cómo mi propio comportamiento hacia mis ex compañeros había sido percibido por ellos".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Lea Michele (@leamichele) el

"Fuera mi posición de privilegio y perspectiva lo que me hizo ser percibida como insensible o inapropiada a veces, o solo mi inmadurez y actuar innecesariamente difícil, me disculpo por mi comportamiento y por cualquier dolor que haya causado. Todos podemos crecer y cambiar y definitivamente he usado estos últimos meses para reflejar mis propias deficiencias", dijo.

"Estoy a un par de meses de convertirme en madre y sé que necesito seguir trabajando para mejorar y asumir la responsabilidad de mis acciones, para poder ser un verdadero modelo a seguir para mi hijo y poder transmitirle mis lecciones y errores, para que pueda aprender de mí. Escuché estas críticas y estoy aprendiendo, y aunque lo siento mucho, seré mejor en el futuro gracias a esta experiencia", concluyó.

SEGUIR LEYENDO