Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 6 de junio de 2016

Las siete comedias románticas que nos cambiaron –un poco- la vida

Esas películas que amamos y odiamos al mismo tiempo.

Son adictivas y la gran mayoría de las veces, un placer culpable. Son películas buenas y malas al mismo tiempo, y por eso las queremos. Fueron parte de nuestro proceso evolutivo, nos ayudaron a crecer y también, nos desviaron del camino.

Si las están dando en el cable la dejamos ahí, si no, la grabamos para repetírnosla cuando nos dé la gana. Mejor aún si están en Netflix.

Sí, nos estamos refiriendo a ese particular género cinematográfico que nos da tantas alegrías como penas: la nunca bien ponderada comedia romántica.

Si nos pilla mal parados, capaz que hasta terminemos llorando. Si nos encuentra de buenas, vamos a abogar por que los protagonistas se queden juntos; sea cual sea el resultado, las disfrutamos intensamente.

Por eso en #PlayFM hicimos un listado de aquellas comedias románticas de los años 90 y 2000 que nos cambiaron un poco la vida y que sí, aunque no lo reconozcamos nos hicieron creer en el, a veces, tan esquivo amor.

El diario de Bridget Jones

Ama y señora del amor torpe y del involucramiento unilateral. Como sea Brigdet Jones, interpretada por la genial Renée Zellweger, nos entregó escenas memorables que solo entendimos una vez que fuimos grandes.

En algún lugar llamado Nothing Hill

Película sobre amores platónicos e imposibles que por una insólita razón se reúnen: la ficción. Como sea, un Hugh Grant joven, inocente y lozano, nos entrega capsulas de tiempo realmente conmovedoas, bajo un soundtrack memorable al ritmo de A'int no sunshine de Bill Withers.


Simplemente no te quiere

Es una clásica película coral hollywoodense que reúne a los rostros más bonitos de la pantalla norteamericana y los pone al frente para ilusionarnos con la idea del amor romántico. En esta en particular, desfila Scarlett Johansson, Jennifer Aniston, Bradley Cooper y Drew Barrymore, entre otros. Pero debe ser la historia de Gigi y Alex la que más nos conmueve, sobre todo por la búsqueda incesante del personaje interpretado por Ginnifer Goodwin.

Las vacaciones

Personas que bajo el ritmo habitual de sus vidas jamás podrían haberse topado, pero que una vez que hicieron un quiebre en la rutina, cambiaron su vida para siempre. Además actúa la increíble y siempre conmovedora, Kate Winslet.

La boda de mi mejor amigo
La mayoría de las veces es Julia Roberts el objeto de deseo, seguido e idolatrado. Aquí, los papeles se dan vuelta. Además, ¿quién no se ha confundido con su mejor amigo?

Jamás besada
Drew Barrymore es otra de las figuras permanentes del género. Es que es su naturalidad y simpleza lo que hace que sus personajes siempre consigan empatía del espectador. En esta, el patito feo se convierte en la reina de la escuela para reivindicar su pasado y al mismo tiempo, develar a sus compañeros. En ese escenario es donde Josie Geller se enamora de su profesor.

El cantante de bodas
Uno de los grandes hits de Adam Sandler. Las canciones interpretadas por el neoyorkino fueron reconocidas por su intensidad y despecho.  La pareja más emblemática del género hace su debut en la pantalla grande con esta delirante película.  

 ¿Cuáles son las tuyas? ¡Comparte tus favoritas con nosotros!

SEGUIR LEYENDO