Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 9 de noviembre de 2016

Las ocho razones por las cuales las mujeres terminan definitivamente sus relaciones

Hay cosas muy puntuales que nos hacen decir NO MÁS con esa persona.

Concluir una relación siempre es algo doloroso. No solo por las implicancias de comenzar a construir tu mundo sin una persona especial a tu lado, sino que porque temes hacerle daño a esa persona que quieres.

Lo cierto es que para que lleguemos a ese punto hay algo que debe colmarnos hasta el punto de decir BASTA.. Y eso corre para hombres y mujeres.

Sin embargo, pareciera que a las mujeres no nos aprieta el zapato donde mismo que nuestra especie opuesta y aquí las revisamos. También puede servirte de ayuda para ver hasta qué punto eres capaz de aceptar y ceder. 

Tras culminar la nota, te invitamos a compartir con nosotros las razones para que pongas fin a tu relación.

1. Falsas expectativas

Es el primer choque. Darte cuenta que todo lo que creías que era la otra persona no es tal. Es un redescubrimiento, un momento para cuestionarse y preguntarse: "¿estoy dispuesta a seguir en esto?". Si o no, tú decides.

2. Las constantes peleas

A veces amamos a la otra persona, queremos estar con ella, pero hay algo que simplemente no encaja y te lleva al conflicto una, y otra, y otra vez. Y sí, al principio lo entiendes, e incluso te lo bancas porque es lógico, estás en proceso de adaptación, pero ¿y después?, ¿seguro que quieres pelear por todo? No todas las batallas son necesarias.

3. La falta de amor

La guatita no miente. Si ya sientes que tu ciclo con esa persona está concluido, por más que evites llegar al punto hay algo en tu cuerpo que empieza a develarse de a poco. Por otro lado, cuando la sensación de incomodidad es constante y llegas a sentirte no amada/o o apreciada por tu pareja, ya no hay vuelta atrás, amiga mía.

4. La compleja infidelidad

En lo estricto, ese tema es personal y dependerá de cada uno el acuerdo que estableció con el otro de "respeto" o "mutua fidelidad". En este caso siempre es bueno explicitar los acuerdos para que no haya confusiones a mitad de camino. Acá el tema es frágil y tiene que ver con la lealtad y también con la confianza que te mencionamos más abajo.

5. La falta de confianza

Cuando se asumieron acuerdos de respeto, amor y compromiso, fallarlos siempre es algo complejo pues perdemos la confianza y eso siempre es signo de problemas: inseguridades, celos, faltas de respeto y peleas al por mayor se hacen más propensas. Además, recuperarla siempre es algo difícil.

6. La falta de comunicación

Aunque haya amor, hay ocasiones en que simplemente no podemos entendernos con otro y resulta que eso al final del día siempre es un problema. Dirán descoordinación, poco cuidado, mensajes mal entendidos o susceptibilidad, pero lo cierto es que no comprender a nuestra pareja es algo que siempre terminará fracturando los vínculos.

 

7. Poco espacio personal

Muchas veces las relaciones se asocian a la pérdida de libertad, pero no tiene por qué que ser así. Aunque los espacios compartidos sean increíbles, la necesidad de espacio para estar con amigos o nosotros mismos, siempre le da un aire y respiro a la relación. Si sientes que por estar con un otro tus espacios de soledad se reducen, quizás sea hora de que te replantees a ti misma y cómo llevas tu pololeo.

Imagen foto_00000010

8. Pérdida del respeto.

Se acaba esto y no queda nada. Ni verbal ni psicológicamente puede ser aceptado.

SEGUIR LEYENDO