Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 13 de julio de 2016

Las interesantes frases de Jennifer Aniston defendiendo su derecho a no ser madre

En la columna también expuso algunas críticas sobre el concepto de mujer representado en los medios de comunicación.

Desde que se hizo famosa en televisión durante la serie Friends (1994-2004), Jennifer Aniston siempre ha debido lidiar con el asedio de la prensa: con que le pregunten sobre sus parejas, sus tips para mantenerse en forma, su separación con Brad Pitt y sobre su esquiva maternidad.

Las respuestas sobre esta insistencia sobre su vida privada siempre han irónicas y críticas, dejando claro que no es una mujer que sigue los caminos "convencionales".

Sobre eso fue lo que habló en una columna realizada para el Huffington Post, donde expuso varias de sus ideas respecto a la maternidad, la presión social de ser mujer, cánones de belleza, el discurso de los medios de comunicación, entre otros.

En #PlayFM rescatamos seis ideas clave de su reflexiva columna sobre ser mujer, titulada "Para que conste".

Sobre que las mujeres no se sentirán incompletas si deciden decirle no a la maternidad:

"Durante el último mes se han gastado una cantidad desproporcionada de recursos en la prensa intentando descubrir si estoy o no embarazada (por millonésima vez... pero quién cuenta a esta altura). Todo apunta a la perpetuación de esa noción en la que una mujer es una especie de ser incompleto, fracasado o infeliz si no está casada y con hijos. [...] Lo que quiero decir es esto: Estamos completas con o sin pareja, con o sin hijos. Tenemos que decidir por nosotras mismas lo que es la belleza respecto a nuestros cuerpos. Esa una decisión que nos atañe únicamente a nosotras. Tomemos esa decisión por nosotras mismas y por las mujeres jóvenes de este mundo que nos ven como ejemplos. Tomémosla de forma consciente, alejadas de lo que puedan decir los medios: no necesitamos estar casadas o ser madres para sentirnos completas. Nosotras determinamos nuestro propio 'y vivió feliz para siempre'".

Sobre la incómoda persecución de la prensa:

"Sí, puede que algún día me convierta en madre, y si lo hago, seré la primera en darlo a conocer. Pero no persigo la maternidad porque me sienta incompleta de alguna manera, algo que la cultura de las noticias sobre celebridades quiere hacernos creer. Me niego a sentir que 'valgo menos' porque mi cuerpo cambie de forma, me haya comido una hamburguesa o sea fotografiada desde un ángulo estrambótico que lleve a dos conclusiones o 'embarazada' o 'gorda'. Por no mencionar lo incómodo que es cuando te felicitan amigos, compañeros de trabajo y extraños por un supuesto y ficticio embarazo (lo que me suele pasar una docena de veces al día)".

Sobre qué estamos consumiendo en los medios:

"¿Está embarazada? ¿Está comiendo demasiado? ¿Se ha echado a perder? ¿Está su matrimonio a la deriva porque las cámaras han detectado una 'imperfección' física? Solía decirme a mí misma que los periódicos sensacionalistas eran como unos cómics, que no me los tenía que tomar en serio, sólo eran un culebrón a seguir para distraerse, pero no me lo puedo decir más porque he sufrido de primera mano el acoso y cosificación de estos medios durante décadas y reflejan la visión deformada de cómo calculamos la valía de una mujer. [...] Tenemos que decidir qué compramos, y puede que algún día los medios estarán forzados a ver el mundo desde una perspectiva diferente, con una visión más humanizada en la que los consumidores hayan dejado de comprar esta mierda".

Sobre como se ve a las mujeres en los medios de comunicación:

"El escrutinio y cosificación que ponemos sobre las mujeres es absurdo y perturbador. La manera en la que me retratan los medios es sólo un reflejo de cómo vemos y representamos a las mujeres en general, midiéndolas continuamente contra un estándar de belleza deformada".

Sobre la imposición de "ser flacas":

"El mensaje de que las niñas no serán guapas a no ser que estén increíblemente delgadas, de que no merecen nuestra atención a menos que sean una supermodelo o una actriz en la portada de una revista es un mensaje que todos compramos. Este condicionante es algo que arrastran las niñas hasta su madurez. Usamos las noticias de celebridades para perpetuar este sistema que deshumaniza la visión de las mujeres, centrándose únicamente en su apariencia".

Ahora queremos saber qué te parece el punto de vista de la actriz. ¿Estás de acuerdo con sus palabras? ¡Comenta con nosotros!

SEGUIR LEYENDO