Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 2 de julio de 2020

La vez que la reina Isabel defendió a Diana ante insensible y fría actitud de Carlos

A pesar de que no tenían una buena relación, la reina defendió a su nuera.

Diana y Grace Kelly no alcanzaron a ser amigas por mucho tiempo, pero la joven e inexperta Lady Di sentía cariño, afinidad y complicidad con la princesa consorte de Mónaco. A pesar de ello, la princesa de Gales estuvo a punto de no asistir a su funeral por culpa del príncipe Carlos.

En el documental 'Diana: su verdadera historia', la propia princesa contó lo que pasó cuando en 1982 le expresó a Carlos su deseo por asistir al funeral de Grace. El príncipe reaccionó de manera fría e insensible y le dijo que no veía la razón para que tuviera que asistir al servicio que se celebró en la Catedral de Nuestra Señora Inmaculada, en Mónaco.

Para Lady Di era muy importante asistir al funeral porque se identificaba con ella: "Grace era una extraña que se casó con una gran familia y yo hice lo mismo, por lo que se sentiría bien", aseguró la princesa en el documental.

Ante la negativa de su esposo, Lady Di acudió a la reina Isabel II para decirle lo que estaba pasando y la ayudara a convencer a su hijo. En una de las grabaciones mostradas en dicho documental, Diana confesó que su suegra le dijo: "No veo por qué no. Si quieres ir, puedes hacerlo", así que, contra la voluntad de Carlos, la princesa sí asistió al servicio.

Diana de Gales y Grace Kelly coincidieron pocas veces, su primer encuentro fue en 1981, durante un acto en el Goldsmith Hall de Londres. En ese entonces, Lady Di todavía no se casaba con el príncipe Carlos y todavía era muy inexperta en los temas relacionados con la familia real.

Poco después, la princesa consorte y la futura princesa de Gales volvieron a coincidir, pero ahora fue en una recepción en el palacio de Buckingham. Según el periodista y escritor J. Randy Taraborelli, Grace notó muy nerviosa a Diana y le dijo que la acompañara al baño. A solas, Lady Di le confesó a la ex actriz que había discutido con Carlos por el vestido que llevaba, ya que a él le parecía inadecuado.

La preocupación de Diana no solo era por el hecho en sí, sino porque temía por su futuro matrimonio y ante esa explicación Grace respondió de manera directa y muy honesta: "No te preocupes, ¡irá peor!". Claramente Lady Di quedó desconcertada por la respuesta, pero con el tiempo supo interpretar aquellas palabras como un gesto de complicidad.

SEGUIR LEYENDO