Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 20 de octubre de 2016

La reina de Instagram murió por un error quiropráctico

Una muerte que podría haber sido evitada.

Hace algunos meses la muerte de la conejita Playboy, Katie May, más conocida como la "Reina de Instagram", conmocionó las redes sociales y el mundo del entretenimiento.

Y es que la modelo de 34 años moría, aparentemente, por un inesperado derrame cerebral.

La maniquí, que era seguida por más de dos millones de personas, fue desconectada del respirador artificial que la mantenía con vida.

Sin embargo, tras ocho meses del deceso te contamos que el reporte de la oficina Forense de Los Ángeles (Estados Unidos) señaló que la modelo murió a causa de una lesión en el cuello ocasionada accidentalmente por un quiropráctico.

El sitio TMZ consignó que tuvo el certificado de defunción de la mujer y que éste se habría informado que "una lesión contundente le torció la arteria vertebral izquierda del cuello y le cortó el flujo sanguíneo hacia el cerebro".

Según informa el medio, May se lastimó el cuello en una sesión fotográfica una semana antes de su muerte, lo que sería la razón de esta visita al especialista.

Una semana antes de su muerte, fue la misma quien comentó en su cuenta de Snapchat el episodio esperando que alguno de sus fanáticos le aconsejara un remedio natural.

"¡Gracias! Todavía me duele, volveré al quiropráctico mañana", fue su último mensaje.

SEGUIR LEYENDO