Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 10 de mayo de 2019

La mejor: Maisie Williams audicionó en 'Game of Thrones' para poder comprarse un notebook

Nunca pensó que se convertiría en el personaje más importante de toda la serie.

Mientras el Rey de la Noche se acercaba a Bran, y todos los caminantes blancos miraban la escena acompañados de una cortina musical presente en el final de la gran batalla de Winterfell, apareció Arya. Lista para matarlo y salvar a su hermano, el cuervo de tres ojos. Tras una jugada épica y movimientos inesperados con las manos, Arya logra matar al Rey de la Noche con una daga que le regaló su hermano, Bran, en la temporada 7. El enfrentamiento se termina. La batalla que durante mucho trato parecía perdida, la ganaron los vivos. Y todo gracias a una joven de 22 años que empezó a actuar a sus 12 años como Arya Stark y con eso dio inicio a su carrera de actriz.

Su nombre es Maisie Williams. Y en una charla Ted de 2019 contó cómo llegó a ser el personaje favorito de todos los fanáticos de la serie de HBO.

"Toda mi realidad era bastante normal, excepto por la manera en que me sentía por dentro", explicó la actriz. "Desde que tengo memoria he soñado con convertirme en bailarina profesional [...]. Manejaba sentimientos cuyo nombre ni conocía" y fue allí donde la danza tenía un papel tan importante: «Estaba sola en mi cabeza y sintiéndome viva como nunca".

Pese a esto, no pudo entrar a la escuela de danza que tanto quería porque no tenía el dinero suficiente para pagarla.

"No pensaba rendirme tan fácilmente. Así que, a los 11 años, exploté de emoción cuando mi maestra de baile me informó de una prueba de talentos en la que podía convertirme en una estrella". Fue allí que le pidieron que se uniera a una escuela de actuación (tras una gran improvisación), pero ser actriz no era lo que esperaba para su futuro: ella quería bailar.

"¿Las actrices tienen dientes como los míos? Porque si es así, todavía no he visto ninguna de sus películas", preguntó. No estaba segura, pero le dio una oportunidad a la actuación. Su segunda audición fue para un programa que ahora conocemos como "la mejor serie de la historia", pero que en ese momento era tan solo 'Game Of Thrones'. Y el resto de la historia ya la conocemos...

En una entrevista que concedió al diario inglés The Guardian señaló que estaba obsesionada por conseguir dinero para poder comprarse su notebook, esta fue la razón principal para presentarse a la audición.

Al comienzo, lo que realmente quería era "tener el dinero suficiente como para comprarme un notebook". Su padrastro le aseguró que sí (y que quizá pueda comprarse más de una). Quería una laptop. Quería bailar. Y el destino quiso que terminara siendo la gran Arya Stark.

 

SEGUIR LEYENDO