Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 23 de noviembre de 2016

Estos son los hobbies que hacen más fuerte tu cerebro

Porque hay actividades que simplemente nos hacen más inteligentes.

La ciencia ha demostrado que como seres humanos podemos incrementar nuestro potencial mental y creativo desarrollando actividades que disfrutemos. Estos son los hobbies: esos pasatiempos que practicamos por gusto y de forma recreativa en nuestros tiempos libres.

Porque sí, al aprender nuevas habilidades nuestro cerebro se entrena para crear nuevos caminos naturales que nos permiten hacerlo trabajar de modo más rápido, efectivo y al máximo de nuestra potencialidad.

Sin embargo hay un listado de actividades que por su naturaleza fortalecen y potencian nuestro cerebro aún más. A continuación te mostramos cuáles son y por qué:

1. El ejercicio regular -no ocasional-

Hacer ejercicio regularmente es mucho más efectivo que hacerlo de vez en cuando. Se debe a que el ejercicio constante logra que produzcas una proteína llamada BDNF, la que te ayuda con la memoria, la concentración y el entendimiento, o la también llamada "agudeza mental".

2. Tocar un instrumento musical

Aprender a tocar un instrumento musical fortalece el cuerpo calloso, el que se encarga de conectar los distintos hemisferios del cerebro por medio de nuevas conexiones.

Esto mejora habilidades de memoria, capacidad para resolver problemas y ejecución de tu cerebro.

3. Estudiar varios idiomas

Hablar más de dos idiomas afecta positivamente tu capacidad para monitorear tu entorno y para enfocarte mejor en tus actividades.

4. Leer libros

La lectura tiene muchos beneficios, entre ellos, reducir el estrés. Hacer algo que te hace sentir mejor contigo mismo incrementa tres tipos de inteligencia: cristalizada(aprendizajes), fluida y emocional.

5. Jugar juegos matemáticos o de estrategia

¿Bueno/a para hacer Sudokus, completar acertijos, armar rompecabezas?, Si te gustan los videojuegos, juegos de mesa, juegos de cartas, entre otros, sigue practicándolos porque incrementan tu neuroplasticidad cerebral, es decir, el funcionamiento de tus neuronas.

Esto desarrolla la habilidad de tu cerebro para reorganizarse a sí mismo, tener nuevos puntos de vista y tener un mejor entendimiento de las emociones y comportamientos.

6. Practicar el descanso activo

Se trata de hacer, por ejemplo, ejercicio de poca intensidad, que más que agotarnos nos despeja e incluso incentiva nuestra energía vital. Andar en bicicleta, caminar por el parque, hacer un paseo al cerro o bailar podrían ser actividades potenciales.

 Fuente: Emprendiendohistorias.com

SEGUIR LEYENDO