Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 12 de abril de 2017

Esta es la razón por la cual comemos huevitos de chocolate en Semana Santa

Una tradición que tiene un sentido digno de explicar a nuestros niños.

Todos los domingos de Semana Santa, ya sea en marzo o en abril (dependiendo de la fecha de cada año), vamos en búsqueda de los huevitos de chocolate, que nos deja el conejo de Pascua. Pero ¿cuál es la relación de esta tradición y la muerte y resurrección de Jesús?

Ocurre que los cristianos católicos que seguían la abstinencia de la Cuaresma, no podían comer, entre otras cosas, huevos ni productos lácteos.

Los seguidores de esta tradición guardaban los huevos, y para mantenerlos frescos los bañaban con una fina capa de cera líquida. Una vez terminada la Cuaresma, se reunían delante de la iglesia de su ciudad, a la salida de la misa de Pascua y los regalaban.

Por ello, la tradición de regalar huevos el domingo de Pascua sigue hasta hoy. La única diferencia es que antes se pintaban y decoraban huevos de gallina para regalar.

Por otra parte, los huevos significan vida y fertilidad en muchas culturas, y tanto en Roma como en Grecia se regalaban huevos pintados en las fiestas y festivales de primavera.

SEGUIR LEYENDO