Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 16 de marzo de 2018

En el Día Mundial del Sueño te damos los mejores tips para dormir como un bebé

¿Te cuesta conseguir el descanso perfecto cada noche? sigue los siguientes pasos y cuéntanos cómo te va.

¿Sabías? Este viernes 16 de marzo se celebra el Día Mundial del Sueño, una fecha que se lleva celebrando hace 10 años. Esta iniciativa surgió de la Asociación Mundial de Medicina con el objetivo de concienciar a la población sobre los trastornos de sueño y ayudar en su prevención.

Es importante tener un bue descanso en las noches, sin embargo, son muchos los factores que puede alterar el sueño y evitar que duermas correctamente o definitivamente que no duermas. Por esto, es necesario que sepas algunas condiciones para poder tener un descanso óptimo.

1. Establecer horarios:

Es importante tener una hora fija para irnos a dormir y nos levantemos siempre a la misma hora, en la medida de lo posible claro. De esta forma el cuerpo se acostumbrará a estos horarios y nos será más fácil conciliar el sueño.

2. Hacer ejercicio:

Por si no lo sabías, los beneficios de realizar actividad física también afectan al descanso. Actividades como correr, nadar o incluso caminar hacen que lleguemos más cansados al final del día y podamos tener un descanso más profundo.

3. Limitar las siestas:

Los expertos indican que las siestas de unos 20 minutos son ideales para recargara las pilas, mientras que las de una duración mayor pueden dificultar el sueño nocturno. La verdad es que es mejor no tenerlas.

4. Ducha de agua caliente:

Algunos querrán darse este gustito. Darse una ducha media hora antes de irse a la cama es una buena forma de relajar los músculos y lograr una sensación de tranquilidad óptima para conciliar el sueño.

5. Evitar las bebidas estimulantes:

Generalmente tienen cafeína y no son un buen aliado para un buen dormir. Por ello, su consumo debe evitarse en las noches.

6. Evitar el tabaco:

Sus efectos sobre el organismo pueden dificultar el sueño.

7. Evitar los somníferos:

Las pastillas para dormir son un remedio habitual en aquellos con problemas de sueño. Sin embargo su consumo prolongado puede reducir sus efectos, por lo que hay que tratar de evitarlas o consumirlas durante periodos cortos.

SEGUIR LEYENDO