Click acá para ir directamente al contenido

Martes 21 de marzo de 2017

El acceso a la naturaleza reduce la obesidad y la depresión

Quizás sea la hora de cambiar de planes y repensar nuestra vida en la ciudad.

¿Sabías que existe un mal llamado "trastorno por déficit de naturaleza"? Uno de los primeros en hablar del tema fue el periodista Richard Louv, quien en 2005 acuñó el término en su libro 'El último niño en los bosques'.

Desde entonces, miles de personas están constatando la importancia de volver a convivir con la naturaleza.

Ahora, un estudio recién publicado por The Guardian asegura que las personas que viven cerca de árboles y espacios verdes tienen menos probabilidades (un 16% menos) de ser obesos y depresivos que sus contemporáneos urbanos.

Además, las mujeres embarazadas, que conviven con un ambiente más verde registraron una presión sanguínea más baja y dieron a luz a niños más grandes.

Según los investigadores del Instituto Europeo de políticas ambientales, la naturaleza es hoy un sanador subestimado, ya que ofrece múltiples beneficios para la salud, desde reducir las alergias hasta aumentar el bienestar y la autoestima.

SEGUIR LEYENDO