Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 19 de diciembre de 2016

¿Conoces el método Grez? La controvertida "dieta" que molesta a los nutricionistas

El creador asegura que es un estilo de vida que mejora la salud de quiénes se alimentan de la siguiente forma.

Pedro Grez es un hombre que llegó a pensar 120 kilos, estaba a punto de padecer diabetes y todo indicaba que su estado de salud era malo. Aunque probó con varios profesionales y con dietas, no logró mejorar su condición, por lo que pensó en dar el paso a la cirugía. Sin embargo, tras una investigación personal, inventó el llamado Método Grez

El sistema ideado por el ingeniero de 53 años está en el libro 'Los mitos que me gordo y enfermo', donde plantea que este estilo de vida permite mejorar la salud a largo plazo.

¿Cuál sería el problema que identificó? Según Grez, las complicaciones de salud se deben al exceso de grasa corporal generado por un alto consumo de carbohidratos. Además asegura que los alimentos escenciales son las proteínas y las grasas, mientras que los carbohidratos tendrían el problema de convertirse en glucosa.

En su investigación, Grez dice que el cuerpo tiene un límite para procesar la glucosa, por lo que cuando se produce un exceso, se almacena como grasa con la ayuda de la insulina. Por tanto, la clave para bajar de peso sería mantener los niveles de insulina bajos para que el cuerpo sienta que está en ayunas, lo que le haría quemar la grasa almacenada. 

¿Cómo lograrlo? Esto se haría consumiento grasas que no activen insulina en la mañana, como proteínas y ensaladas. Así la insulina estará baja hasta la noche, momento en que se podrán comer carbohidratos que no se transformarán en grasa.

Una de las mejores cosas de esto es que este sistema no prohibe el consumo de ningún alimento, sino que solo da orden. Se podría decir que es una "dieta mediterránea modificada". 

¿Qué y cómo comer?

Con este sistema, Grez asegura que un desayuno puede incluir mantequilla, tocina, huevos, palta, aceite de oliva, café y crema. 

Luego, en el almuerzo, habría que dejar fuera las grasas y se debería buscar consumir proteínas como carnes, pescados y mariscos, con verduras que no sean tubérculos. El postre incluso puede ser un chocolate. 

Para la cena, cuando una persona esté bien en su peso y talla, puede consumir arroz, pastas, cereales, fruta y pan, siempre y cuando sean servidas en porciones pequeñas. En tanto, si se busca perder grasa corporal, se recomienda dejar los carbohidratos para consumirlos solo cada 15 días o una vez al mes. 

SEGUIR LEYENDO