Click acá para ir directamente al contenido

Martes 5 de julio de 2016

Conoce la técnica japonesa para liberar el estrés a través de tus manos

Nadie dijo que la vida sería fácil. El ritmo vertiginoso de los días, las responsabilidades, el trabajo, las relaciones personales, todo es un motivo para detonar fatiga o agotamiento físico y espiritual.

Lo cierto es que hay algunas técnicas que pueden ayudarnos a hacernos la existencia más amable y con menos estrés.

Se trata de la técnica Jin Shin Jyutsu o el "Arte de la felicidad", que considera que el cuerpo humano tiene recorrido energético por tres grandes canales y que ellos pueden ser manejados con las manos.

Entonces, si aprendemos a usarlas y manejarlas, podremos comprender también un poquito más acerca de nuestros intrincados sentimientos.

Cada dedo es dueño de una emoción específica y si ejerces presión por algunos segundos vas a lograr eliminar algunas sensaciones negativas.

Este es el detalle por cada uno de los dedos de tu mano:

El dedo pulgar: presionándolo vas a poder eliminar todas las preocupaciones, nervios y emociones a causa del estrés.

El dedo índice: si sujetas este dedo podrás lograr controlar todos tus miedos.

El dedo mayor, del medio: si aplicas esta técnica, vas a poder refrenar cada uno de los sentimientos, como la ira, el enojo o cólera, entre otros sentimientos negativos.

El dedo anular: aplicando esta técnica sobre este dedo vas a poder conseguir suprimir la tristeza o pena momentánea. También puede ayudarte a decidir en los momentos que debas hacer alguna elección.

El dedo meñique: al presionar este dedo, vas a lograr calmarte y serenar tu ansiedad, como poder eliminar el pesimismo y a concentrar tus energías, para poder lograr aquello que te propones.

Pero, ¿cómo lo hacemos?

¿Un poco estresados?, te invitamos a aplicar la técnica y contarnos cómo te va. 

También te puede interesar: 

Esta es la razón por la cual se te arrugan los dedos y no otras partes del cuerpo

Esto explica por qué muerdes a las personas que más quieres

 

SEGUIR LEYENDO