Click acá para ir directamente al contenido

Martes 9 de abril de 2019

Comprobado: Compartir la vida junto a tu mascota hará que envejezcas con una mejor salud física y mental

Según la Universidad de Michigan, tus años dorados se pasarán de forma más saludable junto a tu compañero de 4 patas.

No hay duda de que nuestras mascotas nos hacen muy felices desde que llegan a nuestras vidas, es que cada minuto junto a ellas es maravilloso. Es por esto que cuando vamos creciendo, tener su compañía parece indispensable, pero la verdad es que cuando llega la vejez también son los mejores amigos que podamos tener.

Sabemos que es importante llegar a la vejez con una alimentación saludable, buenos cuidados, pero no solo para nuestro cuerpo y es que nuestra mente también lo necesita. Entonces es precisamente ahí donde nuestras mascotas se vuelven nuestro mejor aliado.

Según varios estudios de la Universidad de Michigan, tener una mascota que nos acompañe durante nuestra vejez trae efectos bastantes positivos para tu salud.

Imagen foto_00000014

En la investigación participaron aproximadamente 2 mil adultos mayores de 50 años, donde el 55% afirmó tener una mascota. El perro fue el más común, luego de gatos y hamsters, pero la verdad el tipo de animal que decidas tener no es determinante en cuanto a beneficios.

El 90% de las personas encuestadas explicó que sus mascotas los ayudan a disfrutar más de la vida y a sentirse más queridos. Al mismo tiempo, ayudan a disminuir el estrés y los hace sentir útil porque sienten que tienen una responsabilidad.

Imagen foto_00000015

Pero no es todo porque también son una excelente alternativa para mantenerse activos físicamente y colaboran al momento de tener que enfrentar problemas emocionales. Esto último es bastante importante, puesto que en la vejez las personas suelen encontrarse más tiempo a solas y una mascota es excelente compañero.

Por último, tener una mascota ayuda a que podamos socializar con otros que viven una situación parecida a la que enfrentamos y es por esto que para un adulto mayor tener un compañero puede facilitar algunas cosas.

SEGUIR LEYENDO