Click acá para ir directamente al contenido

Martes 12 de febrero de 2019

Chofer no soportó ver a unos perritos mojados en la tormenta y los subió a su bus

Lo héroes sin capa existen.

No todo el mundo se puede guardar bajo una lluvia intensa o tormenta. Los animales no se pueden comunicar con las personas con palabras, por lo tanto, les cuesta pedir ayuda.

Además, las mascotas generalmente no son muy amigas de los fuertes estruendos, es por ello que odian los fuegos artificiales y aún más detestan los truenos. A sabiendas de esto, un conductor se puso la mano en el corazón, y poco le importó su jefe o el posible regaño que esto le pudiera ocasionar, simplemente tomó a los perritos y los subió a su micro.

Imagen foto_00000015

Todo ocurrió en Argentina, exactamente en la ciudad de Buenos Aires, cuando el chofer vio a dos perros totalmente empapados tras el torrencial aguacero, no lo pensó dos veces.

No es que el conductor no supiera la norma de que no se permiten animales a bordo de un medio de transporte, pero poco le importó cuando el deber humano va por encima de las reglas, no podía dejarlos.

Los pasajeros no se molestaron con el hecho, todo lo contrario, tomaron fotos para ver si había alguien interesado en darle hogar por lo menos momentáneo a los perritos.

Imagen foto_00000014

El noble gesto llegó a los oídos de la directiva, que pese a su política de 'no animales' apoyaron (por esta ocasión) lo hecho por su trabajador. Sin embargo, reiteraron que fue un caso aislado, y que mantienen la estricta regla (lamentablemente).

Sí, hay humanos que pueden ser muy crueles con estas criaturas, pero también están los que ayudan cada vez que pueden, y a ellos les agradecemos y esperamos que otros puedan seguir su ejemplo.

Imagen foto_00000001

 

SEGUIR LEYENDO