Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 28 de julio de 2017

Casi un millón de chilenos vive en casa de sus papás después de los 31 años

¿Te sientes identificado?

Dejar la casa de nuestros padres, para emprender una vida solos, es de por sí la marca de madurez para toda persona. Muchos estábamos acostumbrados a partir a nuestros jóvenes veinte años, pero eso -sin duda- ha cambiado con el paso del tiempo. Una investigación realizada por el Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica, publicó una realidad poco comentada: casi un millón de chilenos mayores de 31 años aún viven con sus padres.

La cifra, entregada por La Tercera, se divide en 482 mil 506 personas entre 31 y 40 años, y 436 mil 677 mayores de 41 años. Además, 767 mil 412 personas entre 25 y 30 años, sigue viviendo con sus parientes más cercanos.

El retraso de la edad en que las personas contraen matrimonio que -en tres décadas- aumentó desde los 24 a los 32 años en el caso de las mujeres, y desde los 27 a los 35 en los hombres.

Según Claudio Avendaño, sociólogo de la Universidad Católica este fenómeno se debe a los planes actuales de los jóvenes, que no tienen pensado casarse ni tener hijos, y quieren trabajar, estudiar o ahorrar, lo que significa que aún deben depender de sus padres, "hoy en día no basta con salir con un título, sino que se necesita un postgrado, o algo que agregue valor a su currículum, por ende el período de estudio se alarga, y el tiempo de alojar con los padres es aún mayor", comentó el sociólogo.

SEGUIR LEYENDO