Click acá para ir directamente al contenido

Martes 3 de julio de 2018

'Bao', el primer corto de Pixar dirigido por una mujer que emociona a los espectadores

Si fuiste a ver 'Los Increíbles 2' seguramente ya te topaste con este corto animado.

¿Ya lo viste? 'Bao', el último corto de Pixar, que se puede ver antes de 'Los Increíbles 2', no solo parece que nos va a conquistar el corazón de la ternura, también va a hacer historia, ya que se trata de la primera pieza del estudio dirigida por una mujer: Domee Shi.

Son 18 minutos que nos trasladan a los recuerdos de la infancia de la propia Domee Shi, a la comida que su madre le preparaba recién aterrizada en Canadá desde China, y en general a todo lo que comemos (y aprendimos) durante nuestra niñez y que nos hace ser quiénes somos. Una pequeña pieza que no está dejando indiferente a nadie.

Algo que nos define desde pequeños es la comida, sobre todo la que nos preparan en nuestra infancia y que nos hace experimentar sensaciones que habíamos olvidado. 

Sin embargo 'Bao' es mucho más que eso: es una preciosa historia sobre el síndrome del nido vacío que sufren muchas mujeres y sobre la soledad cuando de repente vuelves la vida atrás y recuerdas todas esas vivencias y emociones que has experimentado con los hijos que ya han crecido.

Una historia que la propia Pixar define como la más emotiva, pero que también está generando cierta confusión entre los espectadores, que no logran entender la historia del todo.

La historia de la madre a la que le dan una nueva oportunidad para revivir las emociones de la maternidad, sí, de manera surrealista y de la mano de un bao o baozi, un bollito relleno cocinado al vapor, no ha sido muy entendida por parte del público, pero sí por la comunidad asiática o la hispana que mantienen los lazos familiares durante más tiempo.

La directora Domee Shi contó que su objetivo era hacer un emotivo homenaje a su madre y a las madres que como ella sienten la pérdida cuando sus hijos abandonan el hogar. Representar esas emociones, pero también la ternura de la maternidad, el amor que alimenta el alma de las madres. Y la forma de hacerlo a través de un bollito bao tenía una doble intencionalidad: no solo parecía como sacado de un cuento sino que además la palabra bao en chino también significa tesoro.

SEGUIR LEYENDO
Tags Cine Pixar