Click acá para ir directamente al contenido

Martes 22 de mayo de 2018

'13 Reasons Why' S2: Más madura, violenta y actual que nunca

El pasado 18 de mayo se estrenó la segunda temporada de 13 Reasons Why y bastó un fin de semana para verla completa, casi sin parar.

Cuando vimos la primera temporada de 13 Reasons Why nos quedó la sensación de que una serie así debía ser tratada con cuidado. A muchos les pareció que podía incluso transformarse en un 'manual' de qué hacer al suicidarse. La responsabilidad al abordar temas de ese tipo son gigantes y después de ver la segunda temporada podemos decir que lograron dejar claro el mensaje: el bullying, el acoso y el abuso son reales y tenemos que hacer algo al respecto.

Esta segunda temporada realizada por Netflix una vez más cuenta con 13 capítulos y, cuidado con lo que leerán a continuación, porque podría haber spoilers. Intentaremos que no sea así.

En esta segunda entrega de 13 Reasons Why la historia madura y a ratos se pone excesivamente judicial, pero claro, todo tiene un sentido que capítulo a capítulo va quedando cada vez más claro y que da pie a que la historia pueda continuar. Porque acá todo se trata sobre demostrar que Hannah Baker, la joven que decide quitarse la vida en la primera temporada, y que es quien deja las '13 razones' en cintas, no es la única que ha sufrido con un sistema que deja pasar las alertas que los alumnos de Liberty High School envían sobre diferentes tipos de abusos que sufren día a día, incluso en las propias instalaciones del establecimiento.

Imagen foto_00000002

Ya conocíamos a Jessica Davis, quien también es víctima de una violación, pero junto a Hannah no son las únicas. También conocemos a Tyler Down, el fotógrafo que cobra especial relevancia porque es una de las víctimas más afectadas de esta entrega que cambió los cassettes por Polaroids que son entregadas anónimamente a Clay Jensen, el protagonista que tanto sufre por la muerte de su compañera, amiga y amada.

Uno de los avances más notorios de esta segunda temporada es la madurez que cobra la historia, que deja de ser sobre un solo caso, y pasa a mostrar lo enferma que está la sociedad y lo violento que puede ser algo tan normal como estar en el colegio. Y lo bueno es que con eso retrata lo que pasa en el mundo real, ese que está más allá del servicio de streaming.

Imagen foto_00000003

Además se vuelve más contextual que nunca. En uno de los capítulos la mamá de Hannah Baker dice "no conozco a ninguna mujer que no haya sido abusada, acosada o agredida". ¿No les parece que esa frase es perfecta para lo que estamos viviendo en Chile y el mundo? Un excelente jugada de Netflix para mostrar que con 13 Reasons Why están hablando de eso que pasa en todos los lugares y que por años se ocultó.

Es imposible no vincularla a casos como los que hemos visto en el último tiempo, como el de La Manada, donde todo apuntó (sin sentido alguno) a la víctima y no a los victimarios. En ciertos momentos de 13 Reasons Why pareciera ser que los agresores tiene más protección por parte del sistema que las víctimas.

Esta segunda temporada hace que nos pongamos en la orilla del sillón, que nos comamos las uñas, que nos duela el estómago, sintamos rabia y no nos expliquemos como puede existir tanta maldad y tanta impunidad en el mundo. Porque claro, puede que la serie de Netflix sea una ficción, pero una que lamentablemente está demasiado cerca de la realidad que vemos día a día en las noticias, en nuestras redes sociales y entre las personas que conocemos.

Imagen foto_00000001

Sí, es una temporada violenta de ver, que duele y que hay que consumir con cuidado. Incluso comienza con los protagonistas diciendo que quienes necesiten ayuda pueden buscarla en un sitio web que la producción ha creado. Porque sí, al ver lo que tiene que vivir Clay, Hannah, Tyler, Justin, Zach, Chloe y más, puede ser demasiado fuerte. Lo importante es que el mensaje quede claro: el bullying, el abuso, el acaso y a las agresiones tienen que terminar. Y cuando sientas que todo está mal, siempre habrá alguien que puede ayudar.

SEGUIR LEYENDO