Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 4 de marzo de 2021

No los podrá usar sin su permiso: Sofía Vergara gana batalla contra su ex por sus embriones

La corte dictaminó que Nick Loeb no puede usar su material genético sin su autorización.

Nick Loeb, con quien la actriz colombiana estuvo comprometida durante dos años, no podrá llevar los embriones congelados a término sin el permiso de la intérprete de "Modern family".

Hace ya seis años que la actriz Sofia Vergara mantiene una guerra abierta contra su expareja, por un tema tan complicado como son unos embriones con su carga genética que los dos decidieron crear cuando estaban juntos.

Mientras que Loeb quería conservarlos y llevarlos a término a través de un vientre de alquiler, Vergara pretendía destruirlos. Desde entonces, han mantenido un enfrentamiento legal y verbal que acaba de concluir.

Un tribunal de Los Ángeles, Estados Unidos, le negó la solicitud. En específico, la corte emitió una orden judicial que dictamina que Loeb no puede ocupar los embriones sin la autorización de Vergara.

De acuerdo a TMZ, "el tribunal dijo que Nick (Loeb) no puede intentar usar los embriones para sus propios fines y otorgarles derechos, lo que trató de hacer en un tribunal de Louisiana, esencialmente argumentando que los embriones deberían ser reconocidos como personas con derechos".

Sofía y su equipo de abogados han asegurado que que Nick está usando el caso para mantenerse relevante en la prensa. Y es que en 2015, Loeb escribió un artículo en The New York Times argumentando que si una mujer tiene el derecho de llevar un embarazo a término, entonces el hombre debería tener el mismo derecho en lo que refiere a los embriones de fecundación in vitro.

A lo que la intérprete respondió en el programa Good Morning America que: “Este no es un tema para que la gente opine. No hay nada de qué hablar, hay papeles firmados”.

Los problemas entre ambos ocurrieron después de su separación en 2014 —salieron durante 2 años y estuvieron comprometidos otros 2—, ya que la pareja había firmado un contrato con una clínica de fertilidad.

El contrato sigue vigente, pero el uso de los embriones debe ser aprobado por ambas partes.

SEGUIR LEYENDO
Tags Maternidad