Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 1 de junio de 2022

Constanza Michelson explora el sentido actual de crecer en un nuevo estreno del podcast "El Oficio de Vivir"

Constanza Michelson explora el dentido actual de crecer en un nuevo estreno del podcast "El Oficio de Vivir"

En tiempos en que la juventud se idealiza o criminaliza, cuando se habla de generaciones desconectadas entre sí y parece que nadie quiere asumirse adulto, la psicóloga y escritora se pregunta dónde quedó el ideal de “hacernos grandes”. Escúchala en www.emisorpodcasting.com y las aplicaciones de Emisor.

ESCUCHA AQUÍ EL PODCAST

¿Pueden conversar las generaciones cuando no existe más el marco de la tradición? ¿Qué es la autoridad? , con estas preguntas arranca un nuevo estreno del podcast El Oficio de Vivir, que la psicoanalista y escritora Constanza Michelson desarrolla en Emisor Podcasting.

“Quizá nunca antes se leyó tanto sobre crianza”, dice la autora. “A la juventud, por su parte, se la idealiza, se le atribuyen dotes refundacionales, pero a la vez se la criminaliza y se le teme. La pregunta es qué mundo les toca a las nuevas generaciones, cuando educarse no es garantía de nada, ni siquiera de tener un trabajo”.

A pesar de que se habla mucho sobre las generaciones (boomers, X, millennials, Z), hoy parecen eslabones sueltos que no comparten espacios, observa Michelson. “Da la impresión que entre la juventud y la adultez no hubiera distancia psicológica, como si nadie quisiera ser adulto. Padres que se visten como sus hijos, que les cuentan sus infidelidades y sus borracheras, o bien, que suponen que los hijos tienen las respuestas que ellos mismos no son capaces de dar: ‘sé tu mismo’, ‘sigue tu camino’, sin considerar que esas respuestas requieren una trayectoria y experiencia, si acaso alguna vez se responden”.

Cuando hoy se vuelve a hablar de violencia juvenil, la autora de “Hacer la Noche”, sostiene que “crecer debiera ser el límite a la desmesura que da el deber de responder por los actos”. 

“Si la idea de mayoría de edad significaba ejercer una responsabilidad de adulto”, continúa, “es necesario preguntarse si hay una marca para ese inicio: ¿es la primera vez que se bebe o se tiene sexo? ¿Cuándo se deja la casa de los padres? Las condiciones de nuestro tiempo alientan a la identidad, ser algo, antes que a la responsabilidad: responder por algo”.

Pero la imagen que ella observa en la actualidad es lo contrario: “El mundo se ha vuelto como un gran call center donde nunca está el responsable”.

Más adelante, sostiene que “la libertad es proporcional a nuestra responsabilidad” y concluye que  “algo así, si aún tiene sentido, es crecer”.

SEGUIR LEYENDO