Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 13 de abril de 2015

Eduardo Galeano: adiós a un hombre esencial para Latinoamérica

Repasa aquí uno de sus ensayos y frases más célebres.

Imagen foto_00000001

Profundo pesar entre quienes admiramos su manera de pensar y de ver la vida, provocó la muerte del buen Eduardo Galeano, periodista y escritor que a sus 74 años y tras dar la batalla contra un cáncer de pulmón, dejó este mundo comenzando la jornada del lunes 13 de abril de 2015.

Nos sumamos al sentir de muchos que, al igual que nosotros, disfrutaron y atesoran para la vida obras como El libro de los abrazos, El fútbol a sol y a sombra y el infalible Las venas abiertas de América Latina, ensayo que en su llegada, coincidió con esos vientos fuertes que soplaron en el continente, producto de una serie de enfrentamientos sociales, políticos e ideológicos y que nos enseñó mucho sobre nuestras raíces y del vínculo que hemos sostenido con países del primer mundo como España y Estados Unidos.

En una dimensión más suave pero no menos incisiva, están los ensayos y manifiestos que realizó en torno a diversos temas. Uno que aquí en Play FM nos encanta es ese Sobre la Felicidad, que junto a otras frases más que sabias y para la reflexión, te dejamos a continuación.

Sobre la Felicidad

"Nos convencemos a nosotros mismos de que la vida será mejor después de casarnos, después de tener un hijo y entonces después de tener otro. Entonces nos sentimos frustrados porque los hijos no son lo suficientemente grandes y que seremos más felices cuando lo sean. Después de eso nos frustramos porque son adolescentes (difíciles de tratar). Ciertamente seremos más felices cuando salgan de esta etapa. Nos decimos que nuestra vida estará completa cuando a nuestro esposo (a) le vaya mejor, cuando tengamos un mejor carro o una mejor casa, cuando nos podamos ir de vacaciones, cuando estemos retirados."

"La verdad es que no hay mejor momento para ser felices que ahora. Si no es ahora, ¿cuándo? Tu vida estará siempre llena de retos. Es mejor admitirlo y decidir ser felices de todas formas. Una de mis frases: "Por largo tiempo me parecía que la vida estaba a punto de comenzar. La vida de verdad. Pero siempre había algún obstáculo en el camino, algo que resolver primero, algún asunto sin terminar, tiempo por pasar, una deuda que pagar. Sólo entonces la vida comenzaría. Hasta que me di cuenta que esos obstáculos eran mi vida". Esta perspectiva me ha ayudado a ver que no hay un camino a la felicidad."

"La felicidad "es" el camino; así que atesora cada momento que tienes y atesóralo más cuando lo compartiste con alguien especial, lo suficientemente especial para compartir tu tiempo y recuerda que el tiempo no espera por nadie... así que deja de esperar hasta que bajes cinco kilos, hasta que te cases, hasta que te divorcies, hasta el viernes por la noche, hasta el domingo por la mañana, hasta la primavera, el verano, el otoño o el invierno o hasta que te mueras, para decidir que no hay mejor momento que éste para ser feliz... la felicidad es un trayecto, no un destino."

Frases con las que siempre lo vamos a recordar:

 1. El mundo se divide, sobre todo, entre indignos e indignados, y ya sabrá cada quien de qué lado quiere o puede estar...

2. A diferencia de la solidaridad, que es horizontal y se ejerce de igual a igual, la caridad se practica de arriba-abajo, humilla a quien la recibe y jamás altera ni un poquito las relaciones de poder.

3. Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen.

4. Este es un mundo que te domestica para que desconfíes del prójimo, para que sea una amenaza y nunca una promesa.

5. No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta.

6. El amor se puede provocar, dejando caer un puñadito de polvo de quereme, como al descuido, en el café o en la sopa o el trago. Se puede provocar, pero no se puede impedir. No lo impide el agua bendita, no lo impide el polvo de hostia; tampoco el diente de ajo sirve para nada. El amor es sordo al Verbo divino y al conjuro de las brujas. No hay decreto de gobierno que pueda con él, ni pócima capaz de evitarlo, aunque las vivanderas pregonen, en los mercados, infalibles brebajes con garantía y todo.

7. Escribo para los amigos que todavía no conozco. Los que conozco ya están hartos de escucharme.

8. No sería capaz de leerlo de nuevo (su libro Las venas abiertas de América Latina). Caería desmayado. Para mí, esa prosa de la izquierda tradicional es aburridísima. Intentó ser una obra de economía política, solo que yo no tenía la formación necesaria. No me arrepiento de haberlo escrito, pero es una etapa que, para mí, está superada.

9. En realidad, todos escribimos un solo libro, que va cambiando y se va multiplicando a medida que la vida vive y el escritor escribe. Para mí, Las venas fue un puerto de partida, no un puerto de llegada.

10. Ahora América es, para el mundo, nada más que los Estados Unidos: nosotros habitamos, a lo sumo, una sub América, una América de segunda clase, de nebulosa identificación. Es América Latina, la región de las venas abiertas. 

SEGUIR LEYENDO