Según estudio, una madre no recupera su sueño perdido hasta 6 años después de tener un bebé PlayFM - 100.9
Según estudio, una madre no recupera su sueño perdido hasta 6 años después de tener un bebé

04/03/2019

Según estudio, una madre no recupera su sueño perdido hasta 6 años después de tener un bebé

Como era de esperar, la mamá se ve más afectada que el papá.

Es cierto que con la llegada de un bebé comienza un mundo de experiencias nuevas y de aprendizajes. La rutina se modifica por completo y eso incluye, lógicamente, las horas de sueño.

Los ciclos de sueño de los bebés no son los mismos que los adultos. Según una encuesta de The Independent, los padres que recién tienen un bebé duermen un promedio de 4 horas y 45 minutos por noche.

Bueno, justamente un estudio descubrió que tener un bebé afecta negativamente los patrones de sueño de los nuevos padres durante años, y según comentaron, el impacto en el sueño puede durar seis años.

Los investigadores analizaron los patrones de sueño de más de 4600 padres alemanes que tuvieron un hijo entre 2008 y 2015 para una investigación publicado en la revista Sleep.

Imagen foto_00000014

Según los investigadores, las madres perdieron más de una hora de sueño cada noche durante los primeros meses. En los primeros tres meses, los papás durmieron 15 minutos menos.

Seis años más tarde, las madres seguían durmiendo 20 minutos menos, mientras que a los padres todavía les faltaban 15 minutos. El Dr. Sakari Lemola, del Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick, dijo que el sueño de una madre se veía más afectado que el de los padres.

"Las mujeres tienden a experimentar más trastornos del sueño que los hombres después del nacimiento de un hijo, algo que refleja que las madres aún son las principales en el rol de cuidadora", dijo el especialista.

Además, el estudio señaló que los padres primerizos sintieron más los efectos del cambio de sueño, en comparación con los padres que ya tenían otros hijos. Según el estudio, los ingresos económicos altos en el hogar y factores psicosociales, como ser dos en vez de un padre soltero, no parecían generar ninguna "protección" contra estos cambios en el sueño después del nacimiento del bebé.

 

Etiquetas

Cargando...