Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 24 de enero de 2019

Según estudio, tener un segundo hijo "afecta la salud mental de los padres"

Sobre todo de la madre.

Es cierto que la llegada del primer hijo es el acontecimiento más importante y emocionante que una persona podría tener a lo largo de su existencia. El mundo toma otro color, las cosas encuentra nuevos. Todo es atractivamente distinto. 

Pero, al parecer, todas esas cosas buenas se derrumban con el arribo del segundo niño. Sí, según un estudio australiano recientemente publicado, la "segunda bendición" nos vuelve, en términos simples, "locos".

La investigación, que se basó en una encuesta sobre hogares, ingresos y dinámicas laborales en Australia (HILDA), que se hizo a 20.000 personas durante 16 años, analiza cómo afectan el nacimiento y la crianza de los hijos a la salud de los padres, tanto a corto como a largo plazo. Las conclusiones apuntan a que el segundo genera mucho más estrés que el primero, sobre todo a las madres. Pero ojo, que la culpa no es del pequeño.

En Australia, donde se realizó el estudio, las mujeres les dedican más tiempo a los hijos que los hombres (no solo en Australia). Por ejemplo: allí, ellas cuentan con un año de baja por maternidad mientras ellos, en cambio, siguen trabajando. Esto hace que la mayor parte de la carga de los niños recaiga sobre ellas. La cosa no es muy distinta en nuestro país ni en otros de Latinoamérica.

La llegada de un segundo hijo incrementa las exigencias y, lejos de facilitar las cosas, las empeora: aumenta las diferencias entre los roles y produce mayor estrés en las madres, un estado biológico que puede favorecer al desarrollo de graves problemas de salud. Los padres, por su parte, aunque también ven un deterioro de su salud mental en un principio, no lo sufren a largo plazo, según las conclusiones del estudio.

Por ello, los investigadores determinan que el problema principal es la asignación de tareas dentro del hogar, y que esta debe ser evaluada con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los integrantes de la familia.

 

SEGUIR LEYENDO