Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 30 de enero de 2019

La atacaron con ácido y la habrían sacrificado de no ser por esta mujer que le devolvió la felicidad

"Luce como Voldemort pero tiene el corazón de Harry Potter", dijo su nueva humana.

Hapoochi (perro pequeño en iraní) es una animal que precisamente vivía en Irán junto a su familia cuando lamentablemente sufrió un ataque con ácido (una especie de limpiador corrosivo) que le desfiguró completamente la cara: Hizo que perdiera un ojo, la nariz y parte de una oreja.

Imagen foto_00000014

Hasta ahora no están claras las causas del ataque. ¿Alguien intencionalmente quiso lastimarlo? ¿Fue un accidente doméstico? Lo único claro, es que Hopoochi necesitaba demasiada cirugía para sobrevivir.

A pesar de amarla intensamente, su familia no tenía el dinero necesario para costear sus tratamientos médicos. Así que en vez de que sufriera, decidieron dormirla para siempre.

Sin embargo, se toparon con una veterinaria voluntaria de la organización Persian Paws Rescue que se contactó con la fundación Love at last Dog Rescue para intervenir y salvar la vida de Hapoochi.

Hapoochi era solo un cachorro de mes y medio, así que la veterinaria decidió costear ella misma la primera cirugía que la perrita necesitaba: operarle el ojo que había perdido para removerlo por completo y así evitar que siguiera sintiendo dolor.

Imagen foto_00000015

Una vez operado, Hapoochi fue puesto en adopción y su historia llegó hasta Canadá, donde Sam Taylor conoció su caso y decidió desde el momento que la vio que debía darle un hogar.

"Ella luce como Voldemort, pero tiene el corazón de Harry Potter y sus amigos. Las fotos online eran muy, muy gráficas. Leí la historia y sentí 'oh, en verdad quiero ayudar a este perro'. Ahora es una mimada, muy amada", dice Sam.

Hapoochi viajó desde Irán a Canadá para ser parte de una nueva familia, recibir otro nombre (Mugsy) y someterse a varias cirugías que la ayudarán a respirar mejor y reparar el daño a sus orejas.

Imagen foto_00000017

Imagen foto_00000001

Su apariencia no mejoró en un 100%, pero a su nueva familia no le importaba, solo la quieren hacer feliz. Las nuevas cirugías a las que se tiene que someter cuestan casi 10 mil dólares, dinero que Sam está totalmente dispuesta a pagar con tal de salvar la vida de su nueva mejor amiga y que se acompañen para siempre.

Imagen foto_00000016

SEGUIR LEYENDO