Gatito abandonado que no podía mover sus patas traseras encontró a la mejor madre adoptiva PlayFM - 100.9
Gatito abandonado que no podía mover sus patas traseras encontró a la mejor madre adoptiva

19/02/2019

Gatito abandonado que no podía mover sus patas traseras encontró a la mejor madre adoptiva

La recuperación del felino no habría sido posible sin su mamá perruna.

HarPURR era un gatito de apenas tres semanas cuando fue encontrado por una familia en Alaska en medio de la nieve. Había sido abandonado por su madre y no podía mover sus patas traseras, considerando el frío de la zona la gata tenía que decidir si seguir arrastrando al pequeño con ella o preocuparse de que sus otros gatitos sobrevivieran.

Decidió dejar atrás a HarPURR y afortunadamente, no quedó olvidado. La familia contactó a varias agrupaciones de rescate animal para lograr salvar al pequeño, quienes a su vez se contactaron con Shannon R. Basner, fundadora de KAAATs, un refugio animal en la zona.

Imagen foto_00000014

A pesar de que HarPURR no podía caminar ni alimentarse por sí mismo (los voluntarios tenían que darle de comer cada dos o tres horas) logró salir adelante y sobrevivir hasta estuvo completamente sano.

El problema es que sus piernas seguían sin funcionar, para eso, lamentablemente, no había solución.

Imagen foto_00000015

"Cuando tomamos rayos X de su pequeño cuerpo, el daño causado a su área trasera se curó hace mucho tiempo, por lo que nuestro veterinario cree que puede haber sido aplastado en el canal de parto",  dijo Shannon R. Basner, fundadora de KAAATs a Love Meow.

HarPURR comenzó a crecer necesitaba de una mamá. Afortunadamente para él, encontró a la mejor: Cinder, una perrita que vivió durante años en los bosques de Alaska habiendo dado a luz varias veces antes de que lograran rescatarla.

Imagen foto_00000016

Puede que Cinder no sea una gata, pero su instinto maternal es más fuerte que cualquier cosa, así que cuando el pequeño HarPURR llegó a la casa no dudó ni un segundo en tomarlo bajo su cuidado personal.

Y bueno, HarPURR no lo pensó dos veces antes de aceptar a esta nueva mamá, porque no tardó nada en acurrucarse en Cinder y ronronearle como si la hubiese conocido desde siempre.
Ahora HarPURR tiene seis meses y durante todo este tiempo Cinder le ha enseñado a socializar con otros animales y con humanos, como cualquier mamá habría hecho ¡Nos encantan!

Imagen foto_00000017

"Es juguetón y su personalidad está empezando a salir más y más. Cuando él se acurruca en Cinder, ronroneando, ella tiene esa dulce expresión en su rostro, todo está bien en el mundo y nuestros corazones sonríen. A Cinder no solo le encanta jugar con él, ella le permite hacer sus cosas de gatito".

Imagen foto_00000018

Cuando ya fue lo suficientemente grande, Shannon comenzó a introducir de a poco el carrito a HarPURR, para que se fuera acostumbrando primero a su presencia y después a usarlo.

Imagen foto_00000020

"Tomó el carro con bastante rapidez y ya estaba dando vueltas". Es posible que todo el desarrollo de HarPURR no hubiese sido posible sin Cinder porque si hay algo que todos necesitamos en la vida, es una mamá, y esta perrita fue la mejor.

Imagen foto_00000019

 

Etiquetas

Cargando...