Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 1 de febrero de 2019

Esta zorrita huérfana iba a ser liberada pero no quiso dejar a su mejor amiga

La pequeña Vixey no fue capaz de volver al mundo exterior.

Cuando Gemma Holdway, de 19 años, y su familia encontraron a cinco zorritos de apenas dos días de vida enterrados entre un montón de heno en su granja ubicada en Somerset, Inglaterra, temían que los cachorros murieran si su madre no regresaba pronto. Pasadas algunas horas notaron que los bebés seguían solos, por lo que decidieron intervenir.

Trasladaron a los bebés hasta su casa, allí les dieron abrigo y amor con la intención de entregarlos a un hospital de animales donde finalmente serían liberados de nuevo en la naturaleza.

Sin embargo, una pequeña de la camada se negó a abandonar el hogar porque creó una gran amistad con la perrita labradora de la familia, Luna. Gemma y Dan, los dueños de casa, tienen en total cuatro perros, pero el lazo que se formó entre Vixey, como llamaron a la zorra, y Luna era único.

Imagen foto_00000001

"Luna, en particular, era muy cautelosa al principio. No sabía muy bien qué era Vixey y no estaba segura de cuándo intentaría jugar con ella. Ahora se aman absolutamente. Son las mejores amigas", explicó Gemma a Ladbibble.

Según la joven, Vixey se considera un perro más y "sigue a los perros por todas partes, copiando lo que hacen", agregando que Luna, Raisin, Nidge y Polar Bear adoran a su hermanita.

Con la ayuda de los perros, Vixey pudo acostumbrarse fácilmente a la vida doméstica, incluso aprendió a ir al baño. Ahora esperan que pronto se acostumbre al arnés para poder salir a pasear con sus hermanos y ser una más de la camada.

Imagen foto_00000014

De los demás zorritos, tres fueron liberados de nuevo a la naturaleza y uno también está domesticado como Vixey.

SEGUIR LEYENDO