Caso especial: Este ternero nació diez veces más pequeño que uno normal

13/12/2018

Caso especial: Este ternero nació diez veces más pequeño que uno normal

"Lil Bill", como fue bautizado el animalito, tiene proporciones parecidas a las de un gato y solo pesa 3,5 kilos.

Fue hace algunas semanas que te contamos el caso de un buey que vive en Australia llamado "Knickers", quien se salvó de ser faenado en el matadero por sus descomunales proporcionales: mide 1 metro con 94 centímetros y pesa 1.400 kilos.

Bueno, ahora parece haber aparecido el caso contrario a este buey, el del bovino más pequeño, tal vez, en todo el mundo.

Su nombre es "Lil Bill", es un ternero nacido en Estados Unidos que fue entregado por sus dueños a los encargados de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Mississippi. Al momento de nacer, el becerro solo pesó 3,4 kilos y sus proporciones eran semejantes a las de un gato doméstico adulto, una situación impensada al considerar que los ejemplares de su especie suelen pesar entre 22 y 36 kilos cuando nacen.

"De vez en cuando, tenemos un caso que nos hace rascarnos la cabeza un poco. ¡Lil 'Bill es uno de esos casos!", explicó en su cuenta de Facebook la escuela de medicina veterinaria, junto a una foto del animalito.

Según indica un artículo de un blog de la misma universidad, "Lil Bill" fue entregado a los médicos porque nació muy débil y con problemas para respirar. Los expertos que lo han revisado tienen varias teorías para explicar su diminuto tamaño, las que van desde que nació prematuro de por lo menos un mes a que tiene una especie de enanismo, sin descartar las dos posibilidades juntas. Debido a estas sospechas, la cría está siendo sometida a varios exámenes de ADN.

Si bien la condición del bovino ha mejorado y ya se le retiró el tubo de alimentación y respira por su cuenta, su estado sigue siendo delicado. Tanto así que sus huesos no se han desarrollado por completo, por lo que sus patas delanteras están entablilladas.

Imagen foto_00000014

"Muchos de los problemas que enfrentamos con él son, de hecho, muy similares a los de los bebés prematuros. A menudo les lleva meses crecer y ser tan fuertes como deberían haber sido al nacer y generalmente enfrentan retrasos en el desarrollo y otros problemas similares, si son lo suficientemente afortunados para sobrevivir", explicó el doctora Gretchen Grissett.

A pesar de que la profesional fue enfática en señalar que en la mayoría de las veces los terneros prematuros de tres o cuatro semanas mueren, dice estar optimista en que "Lil Bill" lo logrará: "Ciertamente tiene la voluntad de sobrevivir. ¡Nuestro objetivo es asegurarnos de que tenga la mejor oportunidad de hacerlo!", sentenció.

 

 

Etiquetas

Cargando...