Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 6 de septiembre de 2021

Científicos hallaron la fórmula para crear el "chocolate perfecto" y "más fácil de hacer"

Los expertos aseguraron que este hallazgo podría revolucionar la industria chocolatera.

El mejor chocolate es el cremoso, suave y el que se derrite de a poco en la boca, no en las manos. Ahora, un equipo científico de Canadá reveló que encontraron la manera de crear el "chocolate perfecto" simplificando el proceso tradicional de templado.

Esta investigación podría revolucionar para siempre la fabricación del chocolate y toda su industria.

Los expertos de la Universidad de Guelph constataron que añadir un componente clave de la grasa de la manteca de cacao al chocolate fundido ayuda a mantenerlo unido y así darle una estrutctura "ideal, sencilla y económica".

En el estudio publicado en la revista Nature también explican que las características de producción del chocolate de la más alta calidad depende de ciertas estructuras cristalinas de la manteca de cacao, pero el crear un chocolate que cumpla con todas las características óptimas no es tarea fácil.

Para que la buena textura y el brillo del chocolate sea el ideal, es necesario el "templado", un proceso que requiere de mucho tiempo, trabajo y paciencia, ya que es cuando los fabricantes calientan y enfrían lentamente el chocolate funduido para conseguir que los cristales de ácidos grasos de la manteca de cacao adquieran una forma estable.

Alejandro Marangoni, autor del estudio, explicó que "si alguna vez ha comido un chocolate en mal estado, lo reconocerá enseguida. Es desmenuzable, granuloso y blando, es un chocolate que no se ha atemperado correctamente".

Para dar con el chocolate perfecto, el equipo de Marangoni simplificó el proceso de fabricación luego de encontrar un ingrediente que ayuda a la creación y formación de la estructura cristalina correcta.

Se trata del fosfolípido saturado, una molécula específica que provoca la formación de cristales de manteca de cacao adecuados para la fabricación del chocolate.

En el estudio epxlican que al añadir esta molécula al chocolate ya derretido y enfriarlo rápidamente, se acelera la cristalización sin la necesidad de atemperarlo.

De esta manera, el chocolate presenta una microestructura óptima con el brillo y la resistencia que necesitan para ser "perfectos".

"Es emocionante que se pueda añadir un fosfolípido -un componente natural ya presente en la manteca de cacao- para conseguir el templado necesario", sostuvo Marangoni sobre su hallazgo.

SEGUIR LEYENDO