Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 3 de junio de 2021

Valiente niño de 7 años nadó una hora para rescatar a su papá y hermana

Peor aún, el pequeño tuvo que nadar contra corriente.

Un accidente que afortunadamente no cobró víctimas fatales fue el que ocurrió Jacksonville en el último "Día de los caídos". Chasen Poust, un pequeño de siete años, estaba disfrutando de una entretenida tarde junto a su papá Steven Poust y su hermana Abigail, de cuatro años. Los tres estaban a bordo del barco del padre, quien los había llevado a bañarse al río St. Johns, en la zona de Florida.

Él como de costumbre, lanzó el ancla y se tiró al agua junto a sus hijos, sin saber lo que ocurriría después.

Abigail, quien solía bañarse agarrada a la parte de trasera del barco, se soltó bruscamente debido a un golpe de corriente, que conllevó que fuera arrastrada por el agua. Chase notó esto e intentó rescatar a su hermana, pero no pudo, por lo que Steven saltó rápidamente a socorrerla. Al mismo tiempo, le gritó a su hijo que nadara a la orilla para pedir ayuda.

El niño, con todas sus fuerzas, nadó como perrito durante una hora, hasta que logró llegar a tierra firme.

"La corriente iba en sentido contrario al barco y la orilla, por lo que era muy difícil nadar en esa dirección", dijo Chase el niño al noticiero.

"Le dije que lo amaba porque no estaba seguro de lo que iba a pasar", relató Steven, el padre a WJXT, afiliada a CNN.

Tras recorrer este tramo, Chase pudo dar el aviso a las autoridades pertinentes luego de correr a la casa más cercana en búsqueda de ayuda, acudiendo bomberos y policías al rescate. Los primeros alcanzaron a encontrar el barco de Steven, pero él y su hija para ese momento ya estaba bastante lejos.

Afortunadamente y con la ayuda de los servicios de rescate, Abigail y su padre fueron salvados de ahogarse, todo gracias a las brazadas del pequeño Chase.

SEGUIR LEYENDO