Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 22 de abril de 2021

10 clásicos del cine que también son grandes novelas

 Una biblioteca imprescindible de adaptaciones literarias.

Lo que el viento se llevó (1939).



El tomo de la Guerra Civil Estadounidense de Margaret Mitchell inspiró a este gigante de ocho Oscar, aunque en el libro, Rhett Butler no dice "Francamente". Realización de películas en su forma más épica.

Psicosis (1960)

Una de las obras maestras de Alfred Hitchcock (podrían añadirse a este listado hasta 10 ó 15 títulos de su carrera) tomó como punto de partida el relato original de Robert Bloch para filmar a personajes como Norman Bates, su madre y la joven que lo pasa mal en su motel: Marion Craine. La fama de Anthony Perkins o Janet Leigh creció hasta límites insospechados aunque les costó hacer olvidar ambos personajes en su carrera futura.

Breakfast at Tiffany's (1961)

En "Desayuno con diamantes",  estamos ante la novela escrita por Truman Capote en 1958 que logró un empuje mayor gracias al candor y la magia del rostro de Audrey Hepburn en la gran pantalla. Pasan los años y se puede seguir amando esta historia de amor y esperanzas en Nueva York con un George Peppard que era más afortunado en el mundo que cualquier otro hombre sobre la Tierra.

Doctor Zhivago (1966).


Mis padres todavía tienen los ojos empañados por esta película. Son los sombreros. También tienes que amar la banda sonora. Cinco premios Oscar fueron para el clásico ruso de Boris Pasternak.

¡Oliver! (1968).

Basado en la obra maestra de Charles Dickens (más un alegre signo de exclamación), este favorito de la familia también ganó cinco premios Oscar. Manos arriba, ¿quién estaba aterrorizado de Ollie Reed como Bill Sykes?

El padrino (1972).



La novela de 1969 de Mario Puzo ganó tres premios. La política se entrometió cuando Marlon Brando, quien ganó el premio al Mejor Actor, envió a la actriz nativa americana Sacheen Littlefeather a rechazar el premio en su nombre, para crear conciencia sobre el mal trato de los nativos americanos en la industria cinematográfica.

Atrapados sin Salida (1975).



La novela de Ken Kesey fue solo la segunda película en ganar los cinco premios principales (Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor, Mejor Actriz, Mejor Guión); una hazaña que no se repitió hasta El silencio de los corderos en 1991. (Otra película basada en un libro. ¡Qué bien!)

Carrie (1976)

Otra muy loable adaptación de la obra original de Stephen King. Por supuesto, aquí se reivindica la original, con Sissy Spacek como protagonista y Brian de Palma como director. Como ya dijimos, no fue la primera novela que escribió King pero Carrie fue la primera que se trasladó al cine y se optó por seguir haciendo más...

Apocalypse now (1979)

Toda este increíble producción cinematográfica de Francis Ford Coppola partió de El corazón de las tinieblas, novela breve de Joseph Conrad. Mientras la novela se ambientaba en África, la película lo hacía en Vietnam. Cambiaban la ambición y perfil de Kurtz, un personaje que Marlon Brando dejó para la posteridad en la película.

Blade Runner (1982)

Muchos se olvidan de que este clásico de la ciencia ficción está inspirado en la obra ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick. No es fiel a la novela, eso hay que aclararlo. Las diferencias son evidentes, ya desde su aspecto más básico: la acción pasa del año 1992 al 2019, todo transcurre en San Francisco en la novela pero pasa a Los Angeles en la película, etc... Y en lo más profundo, también se modifican aspectos.

SEGUIR LEYENDO
Tags Libros