La actriz de 'The Good Place' que se ha vuelto viral por declararle la guerra a las revistas de moda

03/12/2018

La actriz de 'The Good Place' que se ha vuelto viral por declararle la guerra a las revistas de moda

Jameela Jamil ha iniciado una campaña para ilegalizar el photoshoppeo a mujeres en las portadas de publicaciones.

Quienes hayan visto 'The Good Place' en Netflix habrán notado el encanto inagotable de Jameela Jamil, la conductora británica que saltó a la fama como actriz por su rol como la socialité Tahani Al-Jamil, que una vez que pasa a mejor vida descubre recién la forma tóxica y envidiosa en la que vivió toda su existencia.

Jamil se ha vuelto también una especie de sensación en Internet, principalmente debido a sus lúcidas posturas en contra de celebridades que promueven productos para la pérdida de peso e ideales de imagen corporal poco sanos, citando su propio historial con desórdenes alimenticios para ilustrar los efectos tóxicos de esa propaganda en la sociedad.. 

Ahora, la actriz volvió a convertirse en viral tras un elocuente discurso difundido por redes sociales, en donde explica por qué considera que aplicar photoshop y 'airbrushing' a imágenes de mujeres en revistas y otras publicaciones debiese ser ilegal.

Compartiendo distintas portadas que demuestran la diferencia con la que los medios abordan las imágenes de hombres y mujeres sobre 50, Jamil escribió:

"Solo un ejemplo de cómo Photoshop se usa como arma contra las mujeres. Así es como proyectamos la imagen de hombres sobre los 50 años y mujeres sobre los 50. Miren la diferencia: Los hombres envejecidos son sexys en HD. Las mujeres, en cambio, no deberían atreverse a mostrar arrugas. Los hombres pueden celebrar lo inevitable, mientras nosotros tenemos que temerlo".

Y claro, cuando ves imágenes de actores como Josh Brolin y George Clooney mostrando orgullosamente sus arrugas, pero a cambio la siempre estupenda Nicole Kidman es photoshoppeada a más no poder para darle 'más juventud', es fácil ver su punto.

Jamil prosiguió explicando cómo estas prácticas han generado estándares de belleza dispares y profundamente injustos en millones de personas:

"El photoshop en publicidad y revistas en formas que generalmente son anti-envejecer, gordofóbicas y profundamente racistas. Hace más daño que bien. Estamos haciendo que la gente sea casi alérgica a la mera imagen de rasgos humanos normales. Esto solo puede terminar mal".

Finalmente, la actriz dejó en claro que su interés no es el activismo político, sino que vivir de forma más tranquila y natural:

"No veté el uso de photoshop en mis imágenes porque quiera ser una especie de mártir para las mujeres, sino que por mi propia salud mental, para así no desmoronarme cuando me vea al espejo después de haber visto una imagen 'perfecta' de cómo debería ser. No quiero ese nivel de presión".

Indudablemente tiene un punto.

 

Etiquetas

Esta noticia no tiene comentarios. Para comentar, debes estar registrado o haber iniciado sesión.

Cargando...