Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 11 de enero de 2021

"La portada más floja de Anna Wintour": Polémica por imagen de Kamala Harris en Vogue US

La vicepresidenta electa de Estados Unidos es la protagonista del número de febrero, pero a sus seguidores no les ha gustado la imagen seleccionada.

La edición norteamericana de la revista Vogue, dirigida por la amada y odiada Anna Wintour, no ha parado de recibir críticas desde que se hicieron públicas las primera fotos de su artículo central del mes de febrero, con quien será la primera vicepresidenta de EEUU: Kamala Harris.

La polémica se centra en dos imágenes publicadas en la red social twitter, la primera sería la portada impresa del mes de febrero y la  segunda su versión digital.

En la primera foto se puede ver a una Kamala de cuerpo entero, con una chaqueta negra, pantalones casuales, collar de perlas y sus icónicas zapatillas 'Converse', las que inmortalizó recorriendo el país durante su campaña. 

¿El problema? el maquillaje o una luz muy potente en la sesión hacen que se vea a la  primera mujer afroamericana en ser vicepresidenta de EEUU con un color de piel bastante aclarado.

“Una oportunidad perdida para Vogue”, “Esto no representa a esta bella mujer”, “La hermosa piel de Kamala está completamente retocada en esa foto” y “Esta fue la portada más floja que (Anna) Wintour ha hecho, considerando que Harris es nuestra primera vicepresidenta”, son algunos de los comentarios que circulan en redes sociales.

Pero la polémica fue más allá, ya que el mismo equipo de la vicepresidenta Harris tampoco habría estado de acuerdo con la portada de la revista. Así lo aseguró Yashar Ali, periodista de New York Magazine y colaborador de Huffington Post, quien citó fuentes cercanas a Harris que asegurarían que la portada no es la que esperaban, sino la que salió de Vogue para contenidos digitales.

La segunda imagen, en la que se puede ver a Harris mucho más seria, con un traje celeste del diseñador Michael Kors, habría sido la escogida por la vicepresidenta. “Esa fue la portada que el equipo de la vicepresidenta electa y el equipo de Vogue, incluida [la editora en jefe] Anna Wintour, acordaron mutuamente, que es estándar para las revistas de moda”, aseguró el periodista.

Seguimos a la espera de ver cómo resuelven el problema Anna Wintour y compañia, ya que según entendemos por los tiempos editoriales, la revista se debe haber ido a imprenta bastante antes de la polémica.

SEGUIR LEYENDO