Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 29 de octubre de 2020

Envejece el cerebro y disminuye tu CI: los críticos efectos que podría tener el Covid-19

A poco de cumplir un año desde el primer caso de Covid-19, suman y siguen los estudios que buscan revelar todos los posibles coletazos de la pandemia.

Los efectos del Covid-19 van más allá de una serie de consecuencias ya reportadas, como alteraciones coronarias, digestivas, cutáneas y en los oídos.

Según un estudio del Imperial College de Londres, el contagio podría generar un “impacto significativo en las funciones cerebrales” y, en casos extremos, un “deterioro mental equivalente a 10 años de envejecimiento del cerebro”.

La investigación publicada por la revista médica MedRxiv que aún espera ser revisada por la comunidad científica, analizó a más de 84 mil personas, cuyos resultados se alinean con la hipótesis de que existen daños cognitivos crónicos tras padecer Covid-19. 

“Las personas que se habían recuperado, incluidas las que ya no reportaban síntomas, presentaban importantes déficits cognitivos (…) lo que puede causar cambios de salud a largo plazo”, aseguró el líder del estudio, Dr. Adam Hampshire, de cara a un estado que han denominado Covid prolongado.

Las pruebas cognitivas que realizaron, midieron la capacidad del cerebro para recordar palabras o unir puntos en un rompecabezas, exámenes que por lo general se utilizan para evaluar un posible enfermedad de Alzheimer.

Fue así que se descubrió que en casos extremos, las personas -en edades que fluctúan entre los 20 y los 70 años-sufrieron un deterioro cognitivo donde su coeficiente intelectual (CI) disminuyó 8,5 puntos promedio, como si el cerebro hubiese envejecido 10 años.

“En general, esta es una investigación intrigante pero no concluyente sobre el efecto del coronavirus en el cerebro (…) A medida que se busca comprender mejor el impacto a largo plazo, será importante investigar más a fondo hasta qué punto la cognición se ve afectada en las semanas y meses posteriores a la infección, y si en algunas personas se produce un daño permanente a la función cerebral”, añadió el profesor de ciencia de la Universidad College de Londres, Derek Hill.

SEGUIR LEYENDO