Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 14 de marzo de 2022

Participante con trastorno del espectro autista deslumbra y emociona a los jueces de "American Idol"

Katy Perry, Lionel Richie y Luke Bryan se pararon de sus asientos para aplaudir al concursante.

En uno de los últimos capítulos emitidos de American Idol, los jueces quedaron encantados y deslumbrados con la participación de Sam Finelli, un joven cantante.
 
El concursante de 28 años, oriundo de Georgia, enfrentó sus miedos al presentarse frente a Lionel Richie, Katy Perry y Luke Bryan, los temidos jueces del programa de talentos.
 
Antes de comenzar, Finelli, quien fue diagnosticado con autismo a temprana edad, reveló que "me da miedo cantar con gente".
 
"Hice un poco de karaoke en nuestra ciudad. Eso es todo. Voy a ser honesto con todos ustedes, nunca pensé que estaría aquí en un millón de años", comentó.
 
Su madre, mientras Sam se presentaba, reveló que él "tiene un alto rendimiento, pero ha tenido problemas. La música lo ayuda mucho. Sigue cumpliendo con las expectativas que nunca creímos posibles".
 
"Realmente no me gusta hablar de eso por lo general, pero siempre fui diferente cuando era niño", añadió él.
 
Antes de impresionar a los jueces con su interpretación de "Rainbow" de Kacey Musgraves, Sam contó que "nme conecto muy bien con la gente. Es solo una pequeña parte de lo que soy, no es todo lo que soy. Crecí solo, pero la música era mi mejor amiga. Trabajo en una panadería para ponerme ahí afuera... así es como puedo mantenerme. Espero más en el futuro. Me temo que no soy lo suficientemente bueno, pero tengo 28 años. Quería al menos intentarlo".
 
Al terminar su auidición, los jueces se pararon para aplaudirlo y para decirle que él es suficiente.
 
"Siempre ha habido un arcoíris colgando sobre tu cabeza", dijo Perry, quien estaba visiblemente emocionada.
SEGUIR LEYENDO