Click acá para ir directamente al contenido

Martes 21 de septiembre de 2021

Padre de una niña de 7 años demandó a su colegio porque la profesora le cortó el pelo a su hija sin consentimiento

El caso de la pequeña Jurnee ha indignado a miles de padres de Michigan, Estados Unidos.

El padre de una niña de siete años de Michigan, Estados Unidos, demandó por una gran cantidad de dinero al distrito escolar del colegio donde asiste su hija, ya que le cortaron el pelo sin su consentimiento.

Jimmy Hoffmeyer reveló que a su hija, identificada como Jurnee, le cortaron el cabello dentro del recinto educacional, por lo que interpuso una demanda por un millón de dólares.

En la demanda presentada la semana pasada, el papá de la niña asegura que los derechos constitucionales de Jurnee fueron violados, además de señalar que su hija fue víctima de bullying racial, intimidación étnica, angustia emocional y agresión.

La indignante situación se produjo en marzo de este año, cuando la pequeña llegó con el pelo cortado por un lado de su cabeza. En ese entonces, Jurnee le contó a sus padres que una de sus compañeras lo había hecho con una tijera cuando iban en el bus escolar.

"Jurnee tenía el pelo largo y rizado antes de que se lo cortaran", dice parte de la denuncia. Le pregunté qué sucedió y dije: 'Pensé que te dije que ningún niño debería cortarte el pelo'. Ella dijo: 'Pero papá, fue la maestra'. La maestra le cortó el cabello para emparejarlo", agrega en el documento, dando a entender que la profesora trató de "ayudar" a la niña para que la otra no sufriera las consecuencias de su acto.

En la demanda, Jimmy reafirma que el distrito escolar "falló en capacitar, monitorear, dirigir, disciplinar y supervisar adecuadamente a sus empleados, y sabía o debería haber sabido que los empleados se involucrarían en el comportamiento denunciado debido a la capacitación, las costumbres, los procedimientos y las políticas inadecuados y la falta de disciplina que existía para los empleados".

Como este caso llegó a la justicia, la superintendenta Jennifer Verleger aseguró en un comunicado que en la escuela le cortaron el pelo a la niña "con pleno consentimiento" y "como un gesto de buena voluntad". Tras sus declaraciones, que causaron indignación entre los involucrados, las autoridades decidieron sancionarla.

Actualmente, la familia de Jurnee y el colegio están en plena batalla legal para determinar si se violaron o no los derechos de la niña y las políticas de la escuela al tomar una decisión como esta sin hablarla antes con los padres.

SEGUIR LEYENDO