Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 21 de julio de 2021

Ona Carbonell se alzó contra la organización de los JJ.OO por no dejarla viajar con su hijo lactante

La nadadora artística española compartió un video en redes sociales donde mostró su decepción y desilusión contra los organizadores.

La nadadora española Ona Carbonell arremetió contra la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tras no poder viajar con su hijo en pleno período de lactancia.

Fue a través de su cuenta de Instagram que la catalana se alzó contra los dirigentes deportivos, asegurando que considera una falta de respeto que no apoyen a aquellas competidoras que recientemente fueron madres, como es su caso.

Con un video en el que aparece amamantando a Kai, su hijo que cumple un año en agosto, la capitana de la selección española de natación artística hizo pública su "decepción" y "desilusión" porque el Comité Olímpico Internacional (COI) y las autoridades japonesas no le permitieron viajar con su pequeño a los Juegos.

"Pese a la aparición de algunas noticias que sugerían la posibilidad de que las deportistas pudiéramos viajar a los Juegos Olímpicos de Tokio acompañados de nuestros hijos lactantes o de corta edad, hemos sido informados por las entidades organizadoras de unas medidas sumamente drásticas que imposibilitan esta opción para mí", comenzó escribiendo junto al registro.

"Tras recibir incontables muestras de apoyo y ánimo para acudir a Tokio con Kai, quería manifestar mi decepción y desilusión porque finalmente tendré que viajar sin él. muchas gracias por vuestro apoyo", agregó.

Carbonell explicó que, aunque en un primer momento el Comité les permitió llevar a sus hijos lactantes, días despúes informaron los requisitos dados por las autoridades japonesas.

"Las condiciones son que Pablo (su pareja) y Kai tendrían que estar en un hotel que aún no sabemos a qué distancia está de la Villa Olímpica hasta que lleguemos allí. No podrán salir de la habitación en los veintipico días que estaré en Tokio. Yo tendría que dejar la Villa cada vez que tuviese que darle pecho, salir de mi burbuja e ir al hotel, y pondría en riesgo a mi equipo", argumentó Ona, quien recibió el apoyo del mundo del deporte y la sociedad.

Su mensaje también provocó una especie de protesta en contra de los organismos internacionales por no ofrecer medidas que propicien la conciliación familiar y maternal de las deportistas.

SEGUIR LEYENDO