Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 15 de abril de 2021

Oda a los baños de tina ¿Y tú, estás a favor o en contra?

"En Play sabemos que el mundo se divide en dos. O eres una persona que se da baños de tina o no lo eres. Aquellos que se contentan con las duchas son una raza diferente de aquellos que anhelan un baño tan caliente que relaje hasta los huesos".

Las mísimisima Sylvia Plath dijo: "Estoy segura de que hay cosas que no se pueden curar con un buen baño, pero no se me ocurre ninguna".

En Plau sabemos que el mundo se divide en dos. O eres una persona que se da baños de tina o no lo eres. Aquellos que se contentan con las duchas son una raza diferente de aquellos que anhelan un baño tan caliente que relaje hasta los huesos.

¿No es tomar un baño algo así como unas mini vacaciones? ¿Un viaje lejos de la realidad que devuelve la sensación de bienestar?

Los artistas han pintado durante mucho tiempo escenas de baños públicos y privados. La mayoría de las culturas se caracterizan en parte por sus prácticas de baños. Los romanos construyeron casas de baños elaboradas con cuartos fríos y calientes y salas de descanso de temperatura media.

Los japoneses también tienen una larga historia de baños públicos y se ha escrito mucho sobre sus rituales de baño. Hasta el día de hoy, los hogares en Japón rara vez juntan la tina y wc en la misma habitación. La tina tiene una habitación propia.

Ahora regresemos al presente. Está altamente documentado que un buen baño de tina  puede tener efectos curativos, relajantes, sedantes o estimulantes. Además, podemos agregarle hierbas o aceites con todo tipo de desintoxicantes, hidratantes, exfoliantes o lo que tu piel requiera.

Bombas de baño, sales, aceites esenciales, jabones aromáticos, espumas.

Las opciones de productos para enriquecer nuestros baños se multiplican año a año y ahora en plena pandemia, hemos visto innovaciones como estas bandejas con las que puedes básicamente llevar el homeworking hasta la comodidad de tu tina.

Los baños de tina además de ser beneficiosos para nuestro cuerpo y mente, lo son para el medio ambiente. Esto ya que, al contrario de lo que muchos creen, hacen que gastes menos agua que tomándote una ducha.

Según datos del Water Footprint Calculator, herramienta que mide tu "huella de agua", en la tina puedes usar desde 130 a 150 listros de agua, mientras que en una ducha de esas rápidas que nos damos, el flujo de agua es mínimo de 100 litros.

Incluso, dos baños de tina a la semana gastan menos agua que siete duchas, en promedio.

Ya que estamos en cuarentena ¿Por qué no aprovechar de saltarse unas duchas y darse esa merecida tina una vez por semana?

SEGUIR LEYENDO