Click acá para ir directamente al contenido

Martes 14 de diciembre de 2021

Obispo italiano aseguró que el Viejito Pascuero no existe y la Iglesia tuvo que emitir un comunicado desmintiéndolo

Las declaraciones del siciliano indignaron a miles de padres italianos.

Una reciente polémica obligó a la Iglesia Católica a emitir un comunicado oficial sobre la existencia del Viejito Pascuero, luego de que el obispo de Noto (Sicilia), Antonio Stagliano, asegurara que éste no existe.

Estas declaraciones, que se dieron el pasado 6 de diciembre, en el día de San Nicolás, indignaron a la población, quienes le pidieron a la institución que se refiriera a la existencia de Papa Noel.

En ese entonces, Stagliano aseguró que este es "un personaje imaginario, inventado por Coca Cola, que trae regalos solo a quienes tienen dinero".

Estas palabras molestaron a los padres, quienes quieren mantener la magia viva para sus hijos.

A raíz de esto, el obispo se vio en la obligación de grabar un video explicando que todo fue un malentendido: "Queridos niños, yo no he dicho como recordaréis bien que Papá Noel (Babbo Natale, en Italia) no existe; he dicho que existe como personaje imaginario y no como persona real, concreta e histórica".

Luego, en conversación con el diario La Reppublica, el sacerdote aseguró que "no les dije que Papa Noel no existe, pero hablamos de la necesidad de distinguir lo que es real de lo que no lo es. Así que les di el ejemplo de San Nicolás de Myra, un santo que traía regalos a los pobres, no regalos. En la tradición anglosajona se convirtió en Santa Claus, pero ciertamente no en el Santa Claus creado por Coca-Cola".

"Quería explicar que una cultura consumista como la de los regalos es diferente de una cultura de dar que en cambio es base del verdadero mensaje de la Navidad. El Niño Jesús nace para entregarse a toda la humanidad", continupo.

"Ha surgido un hecho real, que la Navidad ya no es de los cristianos. El lenguaje se ha vaciado. Incluso el propio Belén ha sido explotado, reducido a un objeto de belleza, por lo que el mensaje cristiano se convierte en un recipiente vacío y pierde esa verdad que significa amor. El ambiente navideño entre luces y compras ha sustituido a la Navidad", concluyó en su explicación el obispo siciliano.

SEGUIR LEYENDO