Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 27 de mayo de 2021

"Tenía que verla": novia visita a su mamá hospitalizada minutos antes de casarse

novia visita a su madre en el hospital

"Le dije que no me iba a casar antes de verla y le pedí su bendición", contó Verônica Nunes Carmo.

Un amor incondicional. Así podríamos definir la relación que existe entre las brasileñas Verônica Nunes Carmo y Maria Mônica, que son hija única y madre, respectivamente.

Verônica tenía todo listo para el día de su matrimonio, un momento especial en su vida y en el que deseaba que su madre estuviera presente. Sin embargo, el destino le jugó una mala pasada: su mamá sufrió un accidente doméstico y tuvo que ser internada en el Hospital Metropolitano Dr. Célio de Castro, en Belo Horizonte, Brasil.

"Mi madre estaba en la habitación y estaba desequilibrada cuando se levantó. Se quebró el fémur y tuvo que ser operada para colocarle una prótesis", contó la novia al medio BHAZ.

Pero eso no fue todo, ya que días antes la madre de Verônica había sido dada de alta del hospital. Ello, porque Maria sufre de diabetes y le habían encontrado agua en sus pulmones.

"Durante 24 días mi madre estuvo hospitalizada y fue dada de alta el día de su cumpleaños, el 4 de mayo. Estábamos súper felices", describe Nunes Carmo.

La visita en el hospital


El estrés comenzó a invadir la vida de Verônica
, ya que a días de casarse veía que su madre no se recuperaba. Por lo que sería casi imposible que ella estuviese presente en su boda.

Sin embargo, a Saulo Carmo, el actual esposo de Nunes, se le ocurrió la idea de organizar una visita al hospital donde estaba internada su suegra para que así, tanto madre como hija, pudiesen estar juntas en el día del matrimonio.

"Estaba viendo que todo sucedía y pensé 'tengo que encontrar una manera'. Hablé con el personal del hospital para ver si mi esposa podía visitar a su madre vestida de novia", contó Saulo a BHAZ.

"Hija, estás aquí", le dijo Mônica a Verônica cuando la vio ingresar, con su traje de novia, por la puerta de la sala donde estaba hospitalizada. Era el sábado 15 de mayo de este año.

novia hospital madre

"Le dije que no me iba a casar antes de verla y le pedí su bendición. Le pedí que tocara el vestido para que pudiera sentir lo hermoso que era. Yo era la sensación del hospital", comentó Verônica.

"Lloré mucho, pero cuando entré y la vi con esa alegría, tuve mucha fuerza. Fue maravilloso. Estaba súper feliz y entré de lleno a la iglesia", puntualizó Verônica.

SEGUIR LEYENDO