Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 22 de febrero de 2018

Serena Williams: "Estuve a punto de morir tras el parto de mi hija"

La tenista fue madre por primera vez el pasado mes septiembre y ahora habló sobre las duras complicaciones del parto .

Serena Williams fue madre por primera vez el 1 de septiembre de 2017 cuando dio a luz a su pequeña hija Alexis Olympia. Su felicidad era tan plena que no tardó ni dos semanas en compartir la primera fotografía de su bebé. Sin embargo, en un extenso texto para la cadena CNN, la mejor tenista del planeta reveló que no todo fue tan bonito como parece, ya que el nacimiento de su hija estuvo a punto de causarle la muerte.

La deportista quiso detallar todos los inconvenientes que complicaron gravemente su embarazo: "Comenzó con una embolia pulmonar, que es una afección en la cual una o más arterias de los pulmones se bloquean por un coágulo de sangre. Debido a mi historial médico con este problema, viví con miedo esta situación. Entonces, cuando me quedé sin aliento, no esperé un segundo para alertar a las enfermeras".

Pero a los problemas que la estadounidense tuvo durante el embarazo se sumaron las complicaciones del parto: "La herida de mi cesárea se abrió debido a la tos intensa que sufrí como resultado de la embolia. Volví a la cirugía, donde los médicos encontraron un gran hematoma, una hinchazón de sangre coagulada, en mi abdomen. Y luego volví al quirófano para un procedimiento que evita que los coágulos viajen a mis pulmones", relata ella misma.

Pero no es todo, porque Serena confesó que la pequeña Alexis también tuvo problemas durante el parto, cuando comenzaron las contracciones "su ritmo cardíaco se redujo drásticamente".

Finalmente, gracias al impecable trabajo del equipo médico, todo salió bien y la tenista pronto pudo volver a su casa, donde tuvo que guardar reposo durante varias semanas.

"Si no fuese por su profesional cuidado, no estaría aquí hoy", agradeció Serena a todos el equipo médico que la atendió.

SEGUIR LEYENDO
Tags Bebe Deporte