Click acá para ir directamente al contenido

Martes 5 de junio de 2018

Seremi de Salud advierte los riesgos que puede generar un lengüetazo de tu perro

Pueden provocar una grave enfermedad llamada Hidatidosis.

Así como lo oyes. Sabemos que recibir un lengüetazo de tu perro puede ser un gran acto de amor y nos encanta. Sin embargo, también puede generar serios riesgos para la salud.

Así lo advirtieron desde el Servicio de Salud de O'Higgins en conjunto con la Seremi de Salud de la misma región y la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), quienes realizaron capacitaciones a representantes de pueblos originarios de la zona para instruirlos sobre las enfermedades que pueden ser transmitidas desde animales a humanos.

Durante estos encuentros se puso énfasis al caso de la hidatidosis, una patología que causa la aparición de quistes hidatídicos y que incluso puede ser fatal.

Lamentablemente esta enfermedad poco conocida, puede ser transmitida a través de lengüetazos o "besos" de los perros además de tener contacto con sus fecas. ¿La razón? Tanto en su hocico como sus heces se alojan unas bolsas de aguas que en su interior tienen los parásitos "echinococcus granulosus".

La preocupación de las autoridades radica en las zonas rurales, donde se suelen alimentar a los perros  con las vísceras crudas de animales recién faenados, práctica que transmite a los perros estos parásitos.

Por esta razón, las autoridades sanitarias hicieron las siguientes recomendaciones:

- No alimente a los perros con vísceras crudas provenientes de ganado faenado. Se aconseja quemar o enterrar las vísceras del ganado. De esta forma protege su salud, la de su familia y de sus mascotas.

- Lave sus manos después de tocar o acariciar a su perro, porque así está evitando llevar los parásitos que pudiera tener en su pelaje.

- Lave muy bien las frutas y verduras que se consuman crudas. Así evita ingerir alimentos contaminados con parásitos, dejados por el perro a través de sus fecas.

- Evite que sus perros sean lamidos por otros perros o que tomen tierra y la lleven a su boca. De esta manera también evita que ingieran los parásitos.

SEGUIR LEYENDO